Nunca la olvidaré

No habrá nadie que la ame más que yo.

Cuando me sucedió esto era muy pequeño, tenía 14 años, en ese entonces no conocía a ninguna chica, una que otra prima pero no tenía amistades femeninas. No era bueno en inglés, no entendía nada de nada por lo cual era esperado por todos de que tomara clases de este idioma, todo era normal, clases aburridas, pasadizos llenos de gente, profesores, todo era común y corriente, pero había algo, algo diferente, casi todos los estudiantes eran universitarios, mucho mayores que yo, por lo cual era de suponer que mis amistades sean universitarios, para un niño de tercero de secundaria era un poco extraño pero no había de otra no podía retraerme, simplemente en mi mundo dejando de lado el aspecto social que tienen todos los seres humanos.

Llegué a la mitad de la carrera de inglés y yo me empecé a aburrir y deprimir de estar solo sin ninguna compañía de mi edad, pasé por casi todos los horarios que me ofrecía la institución pero no encontraba a nadie; estaba decidido, dejaría de estudiar inglés, después de todo había cumplido mi meta de aprender inglés y poder sacar buenas notas en el colegio, pero por cosas del destino terminé yendo un mes más; para ese entonces me encontraba completamente deprimido meses antes me había gustado una chica y le dije para que podamos estar juntos pero ella simplemente se rió y se fue, pero bueno, esa es otra historia. Me encontraba deprimido, muy deprimido, en mi subconsciente solo había ideas y pensamientos de que nadie me quería, que siempre estaría solo, que era tan feo que nadie quera estar conmigo.

Y… entonces llegó aquel día, la vi entrar al salón, parecía una universitaria más pero era hermosa más hermosa que cualquiera que haya visto, tenía un aire que me atraía pero dentro de mí mismo me dije nunca podrás estar con ella; ese día mi compañero de carpeta había faltado, me encontraba solo en mi carpeta y ella se encontraba sola igual que yo, ella siempre lo estaba, se sentaba en la carpeta delantera y no había nadie a sus costados, la verdad no me llamaba mucho la atención pero justo ese día nuestra profesora nos hizo formar parejas porque teníamos que hacer un trabajo grupal ella me dijo ven siéntate aquí adelante, se me estremeció el cuerpo pero bueno no me quedaba de otra, cargué mis cosas y las llevé a aquel sitio junto a ella, la verdad yo pensaba que ella era universitaria así que cualquier oportunidad con ella se me había esfumado de la mente.

HOLA me dijo seguido de su nombre yo reaccioné, deje de mirar mi libro y la miré a ella, tenía una sonrisa perfecta, me gustaban las chicas con brackets y ella los tenía, sus manos eran tan hermosas que me encantaban, le respondí un HOLA con una sonrisa también y continué viendo mi libro, ella me dijo -en que grado estás-. – En tercero de secundaria- le respondí con un tono medio desanimado y tímido y en eso me respondió – Yo también-.

En ese momento sentí una sensación que recorría todo mi cuerpo, volteé y la miré como admirado, feliz, aliviado, todo en un mismo momento, empezamos a entablar una conversación, su voz era melodiosa, era casi como un susurro pero me gustaba eso, sonó la campana, nos despedimos y nos fuimos, llegué a mi casa con una sensación en mi pecho me sentía caliente abrigado por un calor desconocido que no podía explicar, no podía esperar al día siguiente y volver a hablar con ella.

Esa noche fue un poco rara porque no podía conciliar el sueño pero por fin llegó la noche del siguiente día, me dirigía a mis clases de inglés muy feliz pensando en ella a cada paso que daba, llegué a mis clases, me senté donde siempre ella también pero esta vez vino mi compañero y nos sentamos juntos, estaba a punto de comenzar las clases y en mi mente rondaba toda clase de pensamiento, como ve ve, no puedes dejarla sola, corre, perderás esta oportunidad, no puedes desperdiciar esta oportunidad, entonces decidí algo y le dije a mi compañero: te parece si me siento adelante solo por hoy y él me respondió casi al instante afirmativamente, agarré mis cosas y me dirigí al frente, al lado de ella, nos sentamos juntos, comenzamos a hablar y de nuevo empecé a sentir algo dentro de mí, un calor intenso empezamos a hablar y a conocernos poco a poco hasta que llegamos a una parte de la conversación en la que me dijo que tenía enamorado, por alguna extraña razón me sentía totalmente triste, decepcionado, no sabía qué hacer, entonces resolví olvidarle y sugestionarme de que había escuchado mal, así que seguimos hablando, poco a poco yo la miraba de reojo no podía dejar de hacerlo, había algo dentro de mí que me impedía dejar de hacerlo, y acabó ese día tocó, el timbre y yo dentro de mí decía qué tan rápido se pasó el tiempo, nunca habían pasado tan rápido las horas entre risas, juegos, miradas, se habían pasado volando las horas. Sólo me quedaba irme a mi hogar así que lo hice, regresé a mi casa y me puse a pensar en lo que había pasado ese día, me encontraba recostado en mi cama y no sé por qué derramé una lágrima y me dormí. Esa noche soñé con ella.

Al día siguiente fui al colegio, me encontraba muy distraído, no dejaba de pensar en ella, su nombre recorría en mente,todo me recordaba a ella, mi mano escribía su nombre en todas partes mientras yo miraba a la pizarra, no podía contenerlo la escribía en todas la formas posibles, en todos los tipos de letras posibles, mientras mi mente divaga pensado en cómo sería si estuviera con ella, cada idea más alocada se me ocurría, a cada segundo inventaba historias de que la salvaba de la muerte, de asesinos, de que la acompañaba, de que nos casábamos, que nos besábamos… Por fin volvió a llegar la noche, eso significaba volver a estar con ella, llegué al instituto y de frente me fui a sentar adelante yo siempre era el que llagaba primero.

Pasaron días y días, todos los días nos veíamos, nos conocíamos, ella me contaba sus cosas, era como su confidente, y me fui enterando de que tenía enamorado y que le gustaba mucho, también me di cuenta que la amaba con todo el significado de la palabra, sé que es una palabra muy fuerte, muy profunda y consiente de eso digo que la amaba y creo que hasta ahora lo hago, la fui amando cada día más, me hacía daño, lo sabía, porque ella tenía enamorado y lo peor era que me contaba todo lo que hacía con él yo en mi mente pensaba qué suertudo es él por tenerla a ella y su amor me dolía mucho, no sabía qué hacer y decidí dejarlo ahí, cambiarme de horario y dejar de verla, olvidarla.

Yo soy muy religioso y le pedí a Dios que me quitara todo este amor que tenía dentro de mí y se lo diera a su enamorado para que pudiera amarla tanto como yo, la peor parte era que él no la quería tanto como yo; entonces lo hice, me cambié de horario y dejé de frecuentarla, poco a poco pensé que había logrado superarla, no dejaba de pensarla o soñara pero sentía que ya no la quería, entonces dije es tiempo de volver y ver si efectivamente la había olvidado pero cuando volví me di con la grata sorpresa de que aún la amaba.

Me tocó de nuevo en su misma clase, nos sentamos juntos y yo estaba desesperado, quería saber si yo le gustaba, llegué a estudiar el lenguaje corporal de las mujeres y partes de su cuerpo indicaban que así lo era pero otras decían lo contrario, no sabía qué hacer, me enamoraba cada vez más. Un día ella no hizo la tarea y yo se la hice, me dio un abrazo, ese abrazo fue único, sentí cosas dentro de mí como mariposas. Recién ese momento comprendí lo que decían en la televisión de enamorarse y sentir mariposas, me sentía tan bien, era como una clase de droga que me invadía en todo mi cuerpo y me hacia alucinar.

Qué podía hacer, me había enamorado completamente de ella.

Sólo quería que me diera un abrazo, un beso en la mejilla, cualquier afecto, me encontraba desesperado, quería una muestra de afecto aunque no le gustara, yo solo quería eso, aunque sea eso, ella me daba muchos indicios, me tocaba las manos me hacía cosquillas, jugábamos, nos leíamos la mente, sabíamos en qué pensaba el otro, nos gustaban las mismas cosas y siempre sentía algo dentro de mí que me conectaba a ella, era como una clase de conexión y estoy seguro de que ella también  lo sentía, me daba muchas señales de que también le gustaba se ponía celosa cuando le hablaba de otra y cosas así.

Estuve así en esos acarreos por algo de dos años, un día me invitó a una fiesta, ella se encontraba hermosa, no podía dejar de mirarla pero no bailé con ella sino con su amiga porque no tuve el valor de sacarla a ella. Ese día la vi sentada apoyada la cabeza en otro chico, eso me destrozó por dentro y me fui, acabé mi carrera de inglés por ella, nunca le dije lo que sentía, acabamos el inglés en meses distintos pero a la salida nos veíamos y sentía la conexión.

Pero se acabó, ya no la volvería a ver, se acabó hasta que un día decidí mandarle un mensaje por un Facebook inventado diciéndole todo lo que sentía con lujo de detalles pero ella me dijo que nunca sintió lo mismo por mí. En ese mismo momento me eché a llorar, mis últimos dos años y medio fueron una completa mentira, todo lo que sentía y sentí fue un engaño de mí mismo, no podía creerlo, todo lo que sentí y siento por ella no le interesaba.

Pasaron muchas cosas y ahora tengo enamorada. Ahora no sé si aun siento cosas por ella pero sé que si la vuelvo a ver me enamoraré de nuevo y no quiero hacerlo, hasta ahora no he sentido nada por nadie igual a lo que sentí por ella, ella es especial y siempre lo será.

Lamento no darles más detalles de todo esto porque como se podrán imaginar fueron dos años y medio largos, hay muchas historias dentro de esta historia pero en estos momentos me encuentro en depresión y no sé si puedo recordar.. Todo esto lo escribí con ganas de desahogarme.

13 Comentarios

  • fue hermosa la historia me hizo acordar que si
    alguna vez te gusta algun chico dicelo que te
    gusta no hay que ser timida se libre as lo que
    quieras si los demas se rien no les des bola
    despues si el que se rio gusta de alguien riete
    tu tambien como aquella persona que se rio de ti
    se de cuenta de que no se tiene que reir de las
    personas haci disfruntan de´´ escuela´´´.

  • wauuuu q linda histori de amor
    bueno eso paso cuando somos chicos xq no conocemos a profundo el amor
    pero cuando ya somos grandes sabemos pero la verdad duele amar

  • lo siento pero todo se supera yo igual sufro de esa manera no se si loseguire queriendo pero ahora hay otro en mi vida me inspiraste y no es una broma

  • si estabas enamorada de ella, lo correcto era decírselo desde el principio y no sufrir tanto, en esa soledad, pq primero debes saber que es el amor, el amor es seleccionar a esa persona todos los días de tu vida, pero el amor no es de uno sino de dos, si ella no es la indica te aseguro q hay alguien q desea que la ames, como lo hiciste con esa chica, pero recuerda para amar y estar enamorado, es de dos no de uno y siempre di lo que quiere lo que espera, lo que siente, y lo que desea, si esa chica te ama, te escuchara y te dará la oportunidad de que la enamores y sino busca otro amor…. pq sabes de amor nadie se mure, y la vida es bella y vale la pena vivirla…..

  • Bonita historia un poco parecida a la mia y es lo mismo que siento en estos momentos lo unico q hago es recordar lo bonito q fue estar junto a ella y seguir con mi vida porque un amor asi nunca se olvida se lo supera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.