El amor nunca muere

Trato de imaginar que anda de vacaciones...

Mi  nombre es Zitlalli. Mi historia empezó a mis 15 años donde había un chavo que  me  gustaba mucho. Él trabajaba de taxista, mi  papá es comerciante y siempre lo veía y fingía que me caía mal. Con el tiempo una vez me encontró sola  y me preguntó mi nombre, yo le dije pues Zitlalli  y a lo que yo pregunté  y tú cómo te llamas, él respondió: Óscar, y después le pregunté cuántos años tienes y respondió que 15.

Su mamá trabajaba en una tortillería y era del diario verlo ahí. El tiempo pasó y salíamos a escondidas ya que mis papás me prohibían salir, ellos trabajan todo el día y por las noches, y yo me escapaba diciendo que iría al café internet o papelería cuando en realidad iba a verlo.  Duramos meses así hasta que al tercer mes se me declaró, fue cuando empezamos andar.

Él quiso hablar con mis papás pero siempre yo tuve miedo, entonces no lo hizo hasta que una vez mi mamá me  golpeó y fue cuando yo me iba  a escapar de mi casa pero mi mamá se dio cuenta y no me dejó salir.

Nunca supo mi mamá con quién me iría. El tiempo pasó, seguimos así, nuestra historia era única pues en esa edad yo siempre le hacía cartas, planeábamos nuestra vida juntos, el tener a nuestros hijos, él era un chico perfecto para mí pues era medio alto, piel blanca, ojos verdes y cabello castaño chino.

Al verlo siempre lo abrazaba y platicábamos de nuestras vidas reíamos, llorábamos juntos, siempre me cantaba, una ocasión vimos la luna y como todos niños adolecentes decíamos que era símbolo de nuestro amor, como siempre esa edad hay rivales, siempre fue donde una chava quería con mi novio y me dijo yo me besé con tu novio, yo le respondí está bien, haz lo que quieras con tu vida, le pedí a él una explicación, pues fue cuando me fui de vacaciones y un día me marcó y dijo te veré hoy, yo respondí no aun no llego a México y me dijo, si ya sabes aquí me tienes como tu tonto esperando, haz lo que quieras con tu vida, me colgó.

Regresé a México y le pedí una explicación de todo lo sucedido, me pidió perdón y me dijo que  me amaba, respondí que yo también, fue donde descubrimos que a pesar de todo seguiríamos juntos y aquí.

El tiempo siguió hasta llegar a los 17 años y un 7  enero en nuestro aniversario pensábamos ya formalizar todo, él decide ir a visitar a su papá a Cancún de donde él era originario, ya que sus papás vivían separados. Pasaron meses y meses, yo empecé a caer  en depresión pues no volví a saber nada de él. Estuve seis meses sin saber hasta que un día su mamá a la que jamás le caí bien porque decía que yo era de esas niñas caprichosas me encontró saliendo de la escuela y  se acercó a mí, me dio un abrazo y empezó a llorar,  yo no sabía por qué y le dije señora está bien, y me dio una carta de las que yo le di y entre ella había otra que decía: Mi amor, el tiempo se puede terminar, en cualquier momento lo único que deseo es que los dos seamos muy felices en donde quiera que estemos, te amo, jamás lo olvides, y sigue  sonriendo así, como si en algún momento te llego a faltar quiero que logres nuestros sueños.

Su mamá me pidió disculpas por leerlo antes que yo y llorando me dijo que su hijo había fallecido de camino de regreso a México en un accidente. Mis papás muy egoístas no me dejaron ir ni a verlo al cementerio a Cancún. Desde ese entonces el amor dejó de existir para mí. Hoy ya tengo 20 años y sigo  sin un novio, porque jamás encontraré ni a alguien mejor ni peor y  solo me quedo con los recuerdos de amor y canciones que me dedicó y me cantó.

Hoy tras mi profesión, el canto, le dedico siempre la de amor eterno y trato de imaginar que anda de vacaciones y que él jamás murió.

6 Comentarios

    • solo déjate llevar por lo que siente tu corazón pero nunca tardes cuando sea cuestión de amor, disfruta y si el quiere contigo porque no conocerse….

  • yo creo que el amor llega una y mil veces, vas a encontrar una persona que te haga muy feliz, a pesar que a el no lo olvides, una vez me dijeron que no hay que llorar porque termino sino que tenemos que sonreir porque sucedio… suerte!

  • Bueno las historias de amor tanto de fantasía como real son verdaderamente triste, hace 10 años tuve un novio que se fue del pais, y cuando el regreso ya estaba casada, pero hace unos dias lo vi y platique con él, y al verlo y estar frente de e´l, comensamos a sentir atracción y gustar, practicamente sentimos que aun nos queremos, pero lamentablemente ya estoy casada.

  • Es muy triste tu historia y muy bonita porque para encontrar a alguien así es muy difícil, pero como dicen puede ser difícil más no imposible, estas muy joven y aún puede llegar el amor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.