Amor desgastado

Nos llevábamos bien, no discutíamos ni pasaba nada, pero puede ser que hubiéramos perdido la ilusión.

Mi historia comenzó como muchas otras en un bar, una noche, yo estaba de fiesta con mis amigos y nos juntamos con otro grupo de chicas que estaban por ahí, yo me fijé en una quizá no era la más guapa pero parecía muy simpática, era como alegre, no sé, me llamó la atención, nos pusimos a hablar con ellas y al final conseguí llegar hasta ella, no me había equivocado, era muy simpática.

Y ya os podéis imaginar cómo fue todo… ¡¡La historia de siempre!! Nos dimos los teléfonos y nos empezamos a mandar mensajes (por entonces no existía el whatsapp todavía!!) después volvimos a quedar, salimos a cenar y de fiesta y nos liamos esa noche… Y así fue pasando la cosa, seguimos quedando, nos lo pasábamos muy bien juntos… poco a poco nos enamoramos y nos hicimos novios, fue una historia bonita.

Estuvimos varios años juntos. Nuestra relación era muy normal, quedábamos cuando podíamos entre semana (ella estudiaba y yo ya estaba trabajando) y los fines de semana intentábamos pasar todo el tiempo que podíamos juntos. Así estuvimos durante bastante tiempo hasta que ya los dos trabajábamos y decidimos irnos a vivir juntos, por comodidad sobre todo, ya que estando en la misma ciudad era realmente un rollazo estar separados y viviendo con nuestros respectivos padres…

Nos alquilamos un piso y nos instalamos ahí. La convivencia fue bien al principio, dicen que le pasa a mucha gente, en nuestro caso se fue deteriorando con el tiempo, dejamos de estar cariñosos, creo que fue un poco de rutina lo que nos pasó, nos llevábamos bien, no discutíamos ni pasaba nada, pero puede ser que hubiéramos perdido la ilusión.

Al final la rutina fue a más, trabajábamos, volvíamos a casa, cenábamos, veíamos la tele y a dormir, apenas había ya pasión, éramos como una pareja de abuelos pero jóvenes. Y lo que pasó fue que nos fuimos distanciando cada vez más, yo pasaba más tiempo con mis amigos, ella con sus amigas, cada vez menos vida en común, y cuando estábamos juntos pues era como todo sin más ni más, aburrido, no era lo que realmente queríamos para nuestras vidas…

Separarnos no fue fácil, eran muchos años juntos, había mucho cariño, pero teníamos claro que ya no había amor entre nosotros. La familia, los amigos, todo fue complicado de explicar y de entender, aunque nosotros sabíamos que era lo mejor y así se lo intentamos explicar a los demás. Pero parece que si no pasa nada gordo no se entiende que una pareja se separe “simplemente” porque ya no hay amor. Algunos nos decían que era normal que eso pasara, que la pasión del principio se va, pero yo pensaba que una cosa era que cambiara un poco, que no fuera igual igual, eso lo puedo ver normal, pero otra cosa era que se hubiera ido por completo y ya ni nos tocáramos.

De esto hace ya unos años y siempre he pensado que fue la mejor decisión que pudimos tomar. Yo ahora tengo una relación con otra persona y me siento feliz y afortunado, he vuelto a sentir cosas, cosas que se tienen que sentir por una pareja más allá del cariño o de el haberse “acostumbrado” el uno al otro. Por eso mi consejo es, si se pueden dar consejos desde aquí y alguno quiere escucharlo, que no os resignéis, que luchéis si creéis que podéis estar mejor, que no os conforméis, que solo tenemos una vida y existen muchas oportunidades para ser felices de verdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.