Una ilusión, un adiós

Me alejé de él, pero paso un mes y me buscó de nuevo...

Todo empezó por un chat, que conocí a esa persona q me ha robado los suspiro, yo hablaba con otro chico el cual me pidió el número, se lo estaba enviando y de la nada salió el chat de él, se lo envié por equivocación, el muy feliz me dijo que gracias le dije que disculpara pero que no era para él, me dijo que si yo tenía inconveniente con que se quedara con mi número, pues obvio no, ya que era súper lindo, y me había flechado… así empezamos a hablar a conversar, diario me llamaba me escribía, me dejaba notas muy detallista, eso fue haciendo que yo me apegara más y más a él… los días pasaron los meses, sin duda quería tener más razón de él, empecé a investigar su vida… cuando oh sorpresa, tenía una relación, ese día sentí que todo se venía abajo, me sentía muy mal, le reclame su mentira y juro q no era nada, que no quería perderme, que yo era muy importante para él, me endulzo demasiado para que no lo dejara…. yo estaba entre la espada y la pared, realmente ese chico me movía cada una de las fibras….

Me alejé de él, paso un mes y me buscó de nuevo, que no soportaba la idea de alejarse de mí, que yo era importante, caí como cualquier tonta…. y las cosas siguieron, el jamás dejo de ser tierno, cariñoso atento, nunca cambio conmigo, yo diría que por eso siempre me envolvía… por su forma de ser a pesar de todo y tantas cosas siempre fue el mismo desde que nos conocimos… pasaron los meses, ya después de estar tan ilusionada o quizás más que un principio, lo llame me dijo amor, ahora te devuelvo la llamada, estoy un poco ocupado, la verdad nunca recibí su llamada, ni yo lo llame tampoco, paso una semana de esa llamada, y algo me decía que nada estaba bien, fue cuando por una amiga en común, me entere que ese hombre que tanto ame y quise se había casado con la otra mujer…. ese día lo comprobé, el mundo se vino al piso en un instante yo me ahogaba, mas no podía llorar, no era capaz de hacerlo, sentía un dolor profundo en mi alma más, debía ser sensata y reconocer que ya no había marcha atrás, nunca, nunca lo llame a decirle nada ni a reclamarle, por que ya no tenía derecho ni fuerzas para hacerlo, además sabía que la vida y el destino se encargarían de ponerlo frente a mi nuevamente, y así fue… dos meses después me llama diciéndome que él me amaba y que iba a morir amándome, por que él se había enamorado de mi desde que me conoció, más se casó por razones que yo jamás entendería…

Realmente ha sido una historia que me dejo huellas, quedo inconclusa, porque eso jamás se lo perdonare….

1 Comentario

  • Yo también soy lindo, pero pues siempre termino siendo «el mejor amigo»

    Que mala onda de ése tipo, sé que es difícil, pero no mereces a una persona así!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.