Todo viene y va

Aprendí que no tiene ningún sentido enamorarse en la adolescencia.

Hace dos años conocí a un chico. Él juega al hockey al igual que yo, a mí me parecía lindo el año pasado pero como que este año empecé a sentir algo mas por él.

Empecé a hablar con él por Facebook, yo escribía estados muy lindos como si estuviera enamorada y un día me llegó un mensaje de la nada y era de él, estuve tan emocionada, hubo un momento en el que me dijo que para quién eran esos estados  y yo le dije que para él. Hablamos mucho tiempo hasta que me dijo: “vos también me gustas”; entonces empezó una aventura tan linda.

Hablamos de todo y un día nos juntamos en una plaza para vernos, todo fue genial, no la había pasado tan bien con un chico, nos besamos, reíamos por cualquier cosa.

A mí me gustaban que las cosas fuera lentas y a él no, lo más feo es que a mí no me había dicho nada que le gustaban las cosas rápidas y llegó un momento en el que me dijo: “me puse de novio” y yo empecé a llorar y llorar. Me dijo: “Espero que encuentres a alguien y que seas feliz”.

Yo seguía mal pero nunca dejé de ir a verlo a jugar a sus partidos, es más, lo apoyé cuando su abuela falleció, lo que él no vio, no ve ni verá es que la novia nunca está ni estuvo en esos momentos.

Hace poco lo vi con unos amigos y se empezaron a reír de mí y me di cuenta que sólo fui un juguete para él. Con el paso del tiempo aprendí que todo vuelve, que todo viene y va, lo de él me lo tomé como una experiencia, aprendí que no tiene ningún sentido enamorarse en la adolescencia. Lo único que le agradezco es haber cambiado mi vida.

4 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.