Siempre malas experiencias

Me he topado con tíos egoístas que sólo han mirado por lo suyo.

Hola, me llamo Raquel y tengo 36 años. La verdad es que no tengo mucha suerte en el amor y siempre me he topado con tíos egoístas que sólo han mirado por lo suyo y nunca por mí o por la relación.

Con mi primer novio estuve seis años y terminó yéndose con otra y dejándome totalmente tirada, se quedó con el piso, me tuve que marchar y fue todo una odisea, primer palo gordo. Después estuve bastante perdida durante demasiado tiempo, conociendo a muchos tíos, empezando relaciones que pensaba funcionarían y fracasando una y otra vez, encontrándome tíos mentirosos, falsos, bastante frívolos y que sólo pensaban en ellos mismos y nada más. No sé si porque me doy mucho sufro más, o qué, pero el caso es que nunca he dado con nadie que me haga feliz, y tampoco creo que pida tanto, lo normal, cariño, comprensión, atención, una relación normal y corriente!!

Hace poco mis amigas me metieron en la cabeza la idea de que por qué no me apuntaba a alguna de esas webs de buscar pareja, que podría encontrar a alguien más parecido a mí… Yo era muy reacia porque me gusta el contacto directo y conocer a alguien cara a cara y no por un ordenador, pero al final dije, voy a probar, a ver qué pasa…total por probar, ya me había ido fatal, no podría irme peor!!

Pero no amigoos!! Nunca subestiméis vuestra mala suerte!! Siempre puede ser peor!! Y sí, lo fue, desastre total. Conocí a un tío que vivía en mi ciudad, para mí era requisito imprescindible poder conocerlo en persona, y nos hablamos un poco por Internet y tal, parecía majo, simpático, nos reíamos, bueno esas cosas y tal. Yo le dije: vamos a conocernos y él me dijo claro vamos a quedar!! Y quedamos, me gustó un montón, era guapísimo y encantador, esa misma noche nos líamos, había una atracción entre nosotros enorme, yo decía, no puede ser, podrá ser que demos a este por bueno?? Pero no amigos, nooo!! Resultó ser el chico más celoso, obsesivo, compulsivo y enfermizo que he conocido nunca, de las malas experiencias que había tenido esta era la que me faltaba: los celos! Pero bueno ya llegó y de todo se aprender, lo malo fue que el tío me anuló por completo, me hizo pasar unos meses horribles hasta que reaccioné y puse fin a aquella locura, porque era una locura, o no vivir, gritos, enfados, todo le parecía mal, siempre que no sabía donde estaba era que estaba con otro, su mente estaba enferma…

Y se acabó, por fin, todo eso terminó, y aquí sigo, sola pero realmente dándome cuenta de lo bien que estoy sola, aunque sea un tópico, pero después de tantos desengaños… no quiero sufrir más, me quedo así, si llega alguien bueno, genial, que no, pues nada, soy muy feliz con mi vida actual, mi trabajo y mis amigos.

2 Comentarios

  • LAS PERSONAS EN ESPECIAL LOS HOMBRES DEBERIAN QUERER MAS A LAS MUJERES PUES ELLAS SON UN TESORO MUY GRANDE Y HAY QUE BSABERLAS VALORAR

  • Hola amiga,
    a mi me han pasado cosas parecidas, pero de todas ellas los celos enfermizos son lo peor. Es como vivir en una pesadilla en la que absolutamente todo sirve para que empiecen los gritos, las amenazas… es caminar por hielo quebradizo.
    Sin embargo tengo que darte ánimos!
    Yo estuve así y me ha servido para hacerme más fuerte, estar segura de lo que quiero y lo que no, y realmente valorar al bueno que va a llegar (porque seguro que llegará) como se merece 🙂
    Un beso enorme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.