Mi historia particular

Y si alguna vez, él lee esto, quiero decirle que lo amo a montones y que espero que la vida nos mantenga siempre unidos...

Bueno, mi historia es muy particular. Yo tenía solo 12 años y el 15, era compañero de mi prima, prima con la cual yo pasaba mucho tiempo y él también. El día de la fiesta de 15 de ella, obviamente estábamos invitados los dos. Esa noche, nos presentamos oficialmente, al otro día, los dos en la casa nuevamente de mi prima, comenzamos a jugar en un grupo de amigos a «verdad o reto», en un momento me tocó reto cuya acción era darle un beso a Andrés, así se llama él (bueno, su segundo nombre), fue el beso que dio el primer paso a toda la historia.

Siempre surgió esa química entre los dos. A los 3 meses de conocernos empezamos a ser novios a escondidas, debido a esto, no nos veíamos mucho, comenzaron los problemas, los chismes y por un absurdo cuento de la gente, lo nuestro termino. Recuerdo haber insistido en que yo no era culpable de lo que me acusaba, pero no había más remedio.

Él comenzó a salir con alguien más a las dos semanas y yo pocos días después, también lo hizo. Nunca dejamos de tener ese cruce casual, aunque por más que lo disimulara, me dolía mucho verlo con otra. Luego, a los 2 meses más o menos, él se marchó muy lejos por incidentes con su familia. Me habló a través de las redes sociales, asumió cada uno de sus errores y a los 6 meses de haberse ido, volvió.

En una fiesta de un amigo que teníamos en común, recuerdo que me habló para volver a intentarlo, pero haciéndolo bien, enfrentar a mis padres, etc. Yo acepté.

Esto no termina acá, luego de volver me engañó dos veces en un mismo mes, una vez a la primera semana y la segunda, fue un día antes de mi cumpleaños, me sentía devastada pero aun así, lo perdoné creyendo en su promesa de cambiar.

Hoy, puedo decir que he vivido cosas fascinantes, ha cambiado, pero los errores, los problemas, los chismes de la gente y todo lo malo también estuvieron siempre presentes; no sé si estamos hechos el uno para el otro, pero si hemos llegado hasta aquí, cumpliendo ya dos años de estar juntos, creo que podría pensar que si lo estamos. Aunque ahora no estemos en nuestro mejor momento, como siempre, la gente metiéndose, así que la confianza va y viene, es difícil, pero siempre vamos luchando juntos y espero que sigamos por más, puedo decir que me arrepiento de todos mis errores pero también me siento orgullosa de mí por nunca haberme rendido ante los problemas.

Y si alguna vez, él lee esto, quiero decirle que lo amo a montones y que espero que la vida nos mantenga siempre unidos, porque un amor así es difícil de encontrar y construir.

Te amo Andrés!!!

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.