Mi amor platónico

Todo era maravilloso, yo en esos días fui la mujer más feliz del mundo, tenía la suerte en mis manos, eran horas y horas de largas conversaciones cada una más especial...

Deseo contar parte de una historia que no ocurrió, o mejor dicho ocurrió de una forma que nunca pensé,

A vecés la vida nos da sorpresas  agradables.

AP: como yo lo llamo (amor platónico). SÍ, una ridiculez de niñez, o sea niñería del porte de un buque, NIVEL DIOS.

La cosa es que jamás creí que el pasado volviera a mi vida, menos ÉL.

No sé por qué y aun no lo creo que pasara, según ÉL fue una mirada de coqueteo puro.

Pero que tenia de malo si siempre fue así, desde antaño, era la historia de mi vida, yo pasaba lo miraba de reojo con un mechón de pelo entre mis ojos y sonreía avergonzada, por lo que ÉL sabía que me gustaba por esa mirada estúpida, a la cual ÉL contestaba con una sonrisa, LA SONRISA MAS LINDA Y ENCANTADORA Y MARAVILLOSA que jamás o en su momento creí que existiera.

Por cosas de la vida o del destino como quieran decirlo, nunca paso más que eso UN CHOQUE DE MIRADAS QUE TERMINABA EN UN ACCIDENTE DE SONRRISITAS ESTÚPIDAS, y que al momento de dejarlo atrás me olvidaba que existía, ya sea por el hecho de que el formaba parte de alguien más, de otra mujer que sí podía besarlo cuantas veces quisiera, tomarle de su mano y caminar juntos, de abrazarlo y nunca más soltarlo.

Y así paso el tiempo, él por su camino yo por el mío, fui feliz mucho tiempo, pero el destino juega malas pasadas y quede soltera con una bella hija de 15 años, volví a mis raíces donde me criaron mis padres crecí con duros y  buenos momentos  y como la tecnología te acerca a millones de personas justo a mi tenía que acercarme a ÉL.

¿Por qué? ¿Para qué? ¿Cuál era su propósito?

31 JULIO 2016: HOLA SERÍA USTED TAN AMABLE DE DARME SU NUMERO DE TELÉFONO

Así, literalmente así fue su mensaje, y al momento de ver de quien se trataba mis piernas temblaron, la voz se me corto, un grito de no lo puedo creer me hicieron mandarle una respuesta que no fue muy lógica y bastante vergonzosa, finalmente le mande mi número y con una frase

Será un placer escuchar su voz, caímos los dos.

Al escucharlo mis emociones se elevaron a lo más alto y se dispararon por el infinito como las estrellas y quedaron esparcidas en el universo, no lo creía, no podía ser él.

Todo lo que me decía me hacia reír y fue fulminante cuando dijo que yo le gustaba cuando éramos niños, y termino por matarme.

Todo era maravilloso, yo en esos días fui la mujer más feliz del mundo, tenía la suerte en mis manos, eran horas y horas de largas conversaciones cada una más especial que otra escuchar su risa me llevaba a los momentos del colegio cuando solo escuchaba su risa y yo lo buscaba entremedio de los demás alumnos de ese enorme colegio, hasta que nuestras ojos se encontraban y yo vergonzosamente miraba hacia otro lado

Teníamos muchas cosas en común y muchas cosas en contra, jamás le pedí nada, me conformaba con tener la oportunidad de una llamada, para lo que sea, planificar viajes que sabía jamás ocurrirían, soñar despiertos con las mismas cosas, ponernos melancólicos si lo ameritaba el momento, los silencios no eran incomodos, cada palabra suya me  hacía feliz.

Pero claro, era mi AP, lo ultra idolatre. Al ir terminando agosto la magia por su parte se fue apagando, por mi parte cada vez era más evidente que no iba a pasar nada de lo que dijo, que siempre su prioridad era otra y así como una montaña rusa literal llego a su fin más esperado.

Si señores, la historia de mi amor platónico tiene un fin como era de esperar.

Yo quede toda ilusionada, teniendo sueños recurrentes con ÉL, deprimida, con preguntas que jamás tendrán respuesta, queriendo gritar de frustración, con ganas de buscarlo y decirle en su cara todo lo que me salga que lo más probable que sea nada, pero aun así mirarlo y con eso, solo con eso quedaría tranquila.

Y ÉL creo sigue su vida normal, trabajando y haciendo muy bien su trabajo, cuidando de su círculo donde ni un pensamiento es para mí.

Deseo que siga así, que le valla muy bien en todo que le agradezco por un mes lleno de alegría y emociones, que me hizo bien muy bien haber sabido de él, Y QUE SEGUIRA A PESAR DE TODO SIENDO MI AMOR PLATONICO: M.A.D.D.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *