La historia de amor en la universidad

Quería descubrir el porqué de esas miradas y saber qué clase de chico era...

Mi historia de amor verdadero, empezó de una forma poco convencional, no todas las historias de amor se dan a primera vista, pero la mía es de esas excepciones que me han dado los mejores dos años de relación de mi vida….

Nos conocimos en la universidad, yo tenía una exposición de inglés y entre tantos chicos haciéndome preguntas, no note su presencia, él dice haberme mirado por mucho tiempo y yo no me fijé.

Al pasar los días note que por los pasillos muy seguido me miraba, se cruzaba en mi camino pero jamás sin decir una palabra, sólo eran miradas…. unas miradas llenas de emoción y expresión que ahora entiendo el porque nos enamoramos.

Al final del cuatrimestre admito que por curiosidad decidí hablarle, yo no buscaba una relación si no, el descubrir el porqué de esas miradas y saber qué clase de chico era.. sólo bastó eso para que desde entonces nos hiciéramos muy buenos amigos, platicábamos todo el día, diciendo locuras y las muchas cosas que teníamos en común, era complicado dar el siguiente pasó a la relación porque él siempre ha sido una persona muy reservada y muy poco se le da eso del amor, pero bien dicen que los nombres que poco expresan son los que más siente y lo he comprobado felizmente.

Al final con mucho esfuerzo,  y confianza decidimos dar ese paso, y desde entonces somos inmensamente felices, en él he encontrado todo lo que buscaba, después de muchos años de sufrir en relaciones destructivas encontré paz conmigo misma y pude sanar y perdonar.

Es la clase de hombre que te enamora por completo, el sí escucha, es amable, respetuoso y caballeroso el hombre que se esfuerza por ser mejor cada día.

Hemos pasado por muy pocos malos ratos pero el amor de verdad es que el crece y prospera juntos, el que se nutre con amor, fidelidad, confianza y respeto. No esperes un príncipe azul, si no esfuérzate por hacer de tu relación, la más feliz para ti posible.

Amar no es fácil por eso muchos sólo quieren o intentan amar, pero no todos pueden, si no dan lo mejor de sí. Hoy por hoy ya tenemos planes de casarnos, formar una familia y realizar todos nuestros sueños porque la prioridad de ambos es hacernos felices en la medida en que podamos.

4 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.