La historia de amor de mi mamá

Me tuve que ir a la escuela sin haber comido y al regresar a mi casa encontré a mi mamá preparando la comida.

Me llamo Suelda y tengo 14 años, vivo en una pequeña casa de madera, hemos tenido la esperanza de vivir en un mejor lugar, lo cual no tenemos dinero, mi madre se llama Irán, trabaja como una ama de casa, en la casa de los señores más ricos del pueblo fax, con mi padre no tengo una buena relación.

Cuando era pequeña mis padres me dejaron con mi madre adoptiva Irán y mi padre adoptivo Sueldan, en ese momento yo apenas tenía 5 años, me acuerdo que mis padres eran de una familia donde no les faltaba dinero, pero ellos eran unos jóvenes casi de 25 años. Pero mi madre Irán me recibió con todo su amor, siempre he apoyado a mis padres, cuando vivía con mis otros padres me acuerdo de los momentos qué pasamos. Me sentía segura en los brazos de mi mamá Katy veía en sus ojos lo feliz que estaba. Al despertar parece no haber estado igual, mi mamá Irán no está ni mi padre Sueldan. No hay comida, los sastres no están lavados, el piso no está limpio como todas las mañanas.

Me tuve que ir a la escuela sin haber comido, al regresar a mi casa encontré a mi mamá preparando la comida. Estábamos comiendo, cuando escuchamos un ruido pero no le dimos importancia. Ya era de noche, cuando escuche a mi mamá y a mi papá hablar de que mi padre estaba trabajando para traficantes de narcos. Me sorprendí al ver escuchado eso, me fui a la cama, pero no pude dormir en toda la noche pensando en lo que había escuchado.

Al despertar encontré una camioneta quise saber que había allí, y encontré paquetes de drogas, escuche que venían unos señores me fui a la ventana a ver, y escuche que quedaron en un acuerdo con mi papá Sueldan a las ocho de la mañana, no pude ir a la escuela porque amanecí con calentura pero tenía la oportunidad de saber lo que tramaban porque mi mamá irán se había ido a trabajar. Me fui afuera a esconderme arriba de un árbol cuando llegaron los señores, mi papá Sueldan quien le decían a los señores Stone, le dijeron los señores Stone que debía repartir drogas a Boston, con el señor Scott. Al día siguiente.

Me fui escondida en la camioneta hasta que llegamos, mi papá dejo el paquete mientras veía por la ventana, empezó una balacera vi cómo le dispararon a mi papá, salí del auto y no podía parar de llorar por mi papá mientras un señor me disparó. Desperté en el hospital y mi mamá me dijo con ojos llorosa tu papá está muerto no resistió al balazo, no podía creerlo mi papá estaba muerto, pasaron 10 años hasta que cumplí 25, mi mamá tenía cáncer se murió el 10 de mayo ,ese mismo día que le a dar la noticia de que iba ser abuela, desde entonces que se murió mi papá y mi mamá nunca volvió a tener un verdadero amor.

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.