Historia triste

Todo comenzó y era una maravilla...

Todo comenzó cuando tenía 17 años, yo bailaba en una danza y él tocaba en ese grupo. Un día tuvimos una presentación y en ese momento hacía mucho frío, él tenía una chaqueta y viendo que yo estaba temblando me la puso sin conocerme. Ya después que pasó el tiempo no lo volví a ver más porque yo me salí de danza.

Una semana después que entramos al colegio lo vi, mi me dio mucha alegría porque pensé que no lo iba a volver a ver más y en horas del recreo él me habló.  Me empezó a contar de su vida y yo de la mía y así eran todos los días en el recreo.

Al pasar un mes me dijo que yo le gustaba pero yo no le decía nada porque yo era muy tímida y no me atrevía a decirle nada. Todos los días hablamos hasta que un día que estábamos en el parque él me beso y qué pena que yo no sabía pero bueno me enseñó y desde ahí comenzó todo.

Todo era tan bonito, me visitaba todo los días, salíamos a comer, íbamos al cine, etc. Ya llevamos seis meses así hasta que un día apareció una joven la cual gustaba de él y ella le tiró los tejos, él no es bobo y le siguió el jueguecito estando conmigo, duramos así como un mes hasta que yo me enteré y le terminé, me dolió muchísimo porque yo estaba súper enamorada de él. Duramos sin hablarnos como dos meses pero después volvió pidiendo disculpas, diciendo que eso no iba a pasar más y yo como estaba tan enamorada le creí y volvimos, pero ya no era el mismo conmigo, no me visitaba, casi no salíamos, casi  a veces me trataba mal. Al mes terminamos y duramos como un año sin hablarnos, sólo eran miradas y a veces mensajes por correo.

Un día estábamos en una fiesta de un amigo de los dos y por cosas de las vida yo bailé con él, ahí recordé todo lo que  habíamos pasado y entonces me dijo para hablar, hablamos, él me dijo que todavía no me había olvidado, que aún me quería, que intentáramos las cosas por última vez y si no funcionaban ya dejáramos las cosas así, yo le dije que sí, que empezáramos las cosas de cero.

Todo comenzó y era una maravilla, todo era súper bonito, pasábamos casi siempre juntos y cada vez que le tocaba tocar me llevaba a todas sus presentaciones. Duramos un año así ya después del tiempo las cosas entre los dos se volvieron más estrictas, más responsable, y tanto fue así que nos fuimos a vivir juntos, duramos un año así que todo era súper bonito, hasta que yo conocí a otra persona que la verdad  no sé qué me pasó, aun no entiendo qué pasó ahí, pero me enamoré de Eduar y ya con el otro me portaba grosera, no todo era igual ya, él también había cambiado, se había encaprichado con una joven y llevamos a un punto de cogernos fastidios y nos dejamos. Yo me fui para donde mi mamá nuevamente y con Eduar nunca llegué tener nada, aunque él también me quería las cosas nunca se dieron, yo me quedé sola, estudié y ahora soy una profesional.
Hasta el día de hoy no sé nada de ese hombre, sólo se que se fue para la policía y se casó con una joven con la que tiene una niña.

5 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.