Historia de un amor que va y viene (Parte II)

Después yo descubrí cosas peores de él.

Esta historia es continuación de Historia de un amor que va y viene (Parte I)

Ese mismo día nos fuimos a casa de Irving y estando yo acostada con los dolores salió un momento a comer y yo me quedé acompañaba por su hermanita que me estaba cepillando el cabello y me acariciaba el estomago (y eso que ella ni su familia sabía nada) al estar ahí ella me dio el ipod de Irving y me dijo que hablaba con alguien más, me sorprendí porque ella tenía cinco años, pensé que jugaba pero aun así agarré el ipod y vi la foto que me mostró, tenía fotos guardadas de una chava.

Rápido corrí a su Facebook y vi los mensajes que tenía con esa chava, le decía de mi amor y se mandaban besos, él le contó todo lo del bebé y me dio tanta rabia porque mientras yo estaba sufriendo en el quirófano y él allí platicando con ella, le dije a su hermanita que le hablara y me pidió que no le gritara, después llega y me pregunta que si me estoy sintiendo mal o por qué lo he llamado, le tiré el ipod en la cara y le dije hasta de lo que se iba a morir, yo había hecho tantas cosas por él, perdí a mi hijo por él y él no le importaba.  Sólo se quedaba callado y me pedía que bajara la voz porque toda su familia estaba en la sala, yo con más razón grité y le dije que me daba asco, que era el culpable de todo y que no quería saber nada de él.

Para mi desgracia yo andaba sedada, y muy apenas podía caminar, traté de irme y me detuvo, dijo que no podía irme así que me pidió que me quedara. No me quedaba de otra que hacerle caso ya que no traía mi carro y no podía caminar, fue súper doloroso estar ahí acostada con él, después de lo que me había enterado, y él tan hipócrita trataba de abrazarme pero yo solo abrazaba a la hermanita y ella seguía cepillando mi pelo, era tanto el dolor en mi alma que el dolor del legrado ya no lo sentía. Quería morir en esos instantes y estar con mi bebé, me quedé dormida por unas horas y cuando desperté él estaba a mi lado abrazándome y con sus labios cerca de los míos, yo me levanté y me lo quité de encima y ya podía caminar así que le pedí que me fuera a dejar a la escuela ya que allá había dejado mi carro.

Él no quería así que me salí y fue ahí cuando ya me llevó y me fui muy enojada. Al llegar a casa mi mamá me pregunto qué era lo que tenía y yo no quería que supieran nada así que le dije que todo estaba bien.  Pasaron semanas y no hablé con el, solo me mandaba preguntar que si estaba bien, y que él me podía llevar al doctor en caso de que pasara algo.
Nos distanciamos un poco y al pasar la cuarentena mi ex (mi primer hombre) me buscó y estuvimos juntos, la verdad solo lo hice para tratar de olvidarme de todo, mi ex me trató bien y pasamos un buen rato. A los días me empezó a rogar Irving y no le hice caso, ya estaba harta de sus mentiras, aunque aun lloraba como loca por él, porque a pesar de todo aún lo amaba pero mi dignidad no me permitió verle la cara.

Después yo descubrí cosas peores de él, me metí al Facebook de la chava con la cual me engañó y me di cuenta que no solo habían sido platicas como él me había dicho sino que tenían saliendo de novios por varios meses, de hecho días antes de que salí embarazada él había estado con ella, lo cual me destrozó el alma. Yo ya lo odiaba, y gracias a Dios no lo veía tan seguido en la escuela ni en el hospital pero en junio de 2013 todo cambió ya que yo ya me iba de la universidad y estaba cruzando la calle para ir a mi carro cuando de pronto me doy cuenta que el carro que se había detenido para que pasara era Irving, yo ya lo había soñado días antes y presentía que lo vería y así fue.

(Continuará…)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.