Encontré a la mujer de mi vida

Es la mujer más especial de mi vida.

José Luis tiene 26 años es Licenciado en Administración de Empresas, a los 24 años se fue a Francia a estudiar durante seis meses. Andaba de novio con Rosanna desde los 25 años, conoció a su novia en un colegio de San Lorenzo, pues sus padres son dueños de esta institución privada, él era el encargado de la parte académica de esta institución, es allí donde conoció a Rosanna y decidió proponerle noviazgo a esta docente que le gustaba mucho como mujer.

Anduvimos dos meses sin tener nada de relaciones íntimas, pues yo respeto mucho a una mujer y enseguida no soy de lanzarme, un día decidimos ver películas e ir a alquilarlas juntos y luego preparar una cena romántica entre nosotros. Durante todo ese tiempo que estábamos juntos a los dos nos dio un deseo, nos besamos, nos acariciábamos y sucedió todo ahí, hicimos el amor, así comenzó nuestra relación.

Con el paso del tiempo conocí a sus amigas colegas de la institución pues ellas organizaban salidas cada vez que cobraban y en una de esas Rosanna me invitó para ir a pasar con ellas en una quinta de Itaugua. Me ofrecí en llevarles a todas en mi camioneta, nos organizamos en encontrarnos en un punto de partida, y luego íbamos a ir de compras al supermercado a llevar todo lo necesario para ese día.

Al juntarnos fuimos al súper, nadie quería bajar a comprar, enseguida les dije que yo compraba todo, que no se preocuparan. Las chicas rápidamente dijeron LIZ te acompañará ya que ella es la experta en las compras, fui con LIZ, estábamos realizando las compras, en un momento dado resbala LIZ yo estaba detrás de ella, me tiré para atajarla a que no se venga abajo, la tomé en mis brazos, la miré a los ojos, nos miramos fijamente, le pregunté si estaba bien, me dijo que sí, que la soltara, que todo ya pasó que fue un susto nada más. No sé cómo pero esa mirada que tuvimos me impresionó bastante, me percate que tenía unos bonitos ojos, además es una persona bastante linda y sobre todo estando con ellas me pude dar cuenta que entre ellas era la única más noble y sencilla, es tan dulce.

Al llegar a la quinta bajamos las cosas y fuimos directos bajo un árbol a tomar terere con las chicas. Mi novia me abrazaba, lo único que yo hacía es mirar a LIZ, algo me entró que en ese momento no quería que mi novia me abrazase, no quería que LIZ me viera en esa situación y evitaba a mi novia constantemente.

Cuando LIZ se levantaba mi mirada lo único que hacía es seguirla a todas partes, cuando llegó el momento de hacer el asado me levanté, fui a preparar todo mientras las chicas se daban un chapuzon a la pileta porque hacía un tremendo calor, al voltearme vi que LIZ venía hacia mí, el corazón no dejó de latir tan fuerte que me quede medio atontado, me ponía bastante nervioso, es como si hubiera conocido a una chica por primera vez.

Me dijo te voy a ayudar en  condimentar la carne, la sentía nerviosa también a ella que le dije yo no te voy a comer y empezamos a reír, así estuvimos hablando durante un buen tiempo, nos preguntábamos cosas de cómo nos iba en la vida cosas así, no sé qué me pasó, le pregunté si tenía novio y me dijo que no, que sus papás eran chapados a la antigua y no le permiten aún, yo me reí, le dije ¿a esta edad? No puede ser eso amiga si sos una chica bastante linda, cualquiera se enamoraría de ti a primera vista, ella me dice mis papás son muy especiales que ni a amigos les puedo llevar a casa por temor a ellos, son muy protectores y que ese es su gran problema.

En un momento dado se acercaron las chicas a ayudar también, yo solo quería tener a LIZ ahí conmigo, me gustaba estar a solas con ella. Cuando estuvo listo nuestro almuerzo nos sentamos a comer, al terminar de almorzar las chicas dijeron que se iban a dar una siestita, todas entraron a una habitación preparada exclusivamente para descansar, quedé solo yo con mi novia en la mesa, ella me dijo que quería hacer el amor en el baño, que estaba con muchas ganas de hacer el amor conmigo, me dijo vamos al baño y fuimos, pero el baño estaba ocupado, estaba LIZ, cuando salió la miré, sentí vergüenza porque mi novia le dijo que nosotros íbamos a portarnos mal dentro del baño y se echaron a  reír.

Luego le dije a mi novia que vayamos a acostarnos, que me sentía cansado, dejemos para más tarde le dije. Entramos a la habitación con las demás, había esas reposeras para descansar, nos recostamos, vi a LIZ que estaba con el celular en mano y me dije con quién estará mensajeando, me dio celos, le quería pedir su número pero no encontraba la oportunidad.

Al rato nos levantamos todos, fuimos a la pileta a bañarnos, estaban todas muy felices, reían que empezaban a jugar dentro del agua, parecía mentira que cuando salí de la pileta fui a buscar algo para tomar y detrás de mí venía LIZ, la vi de reojo, eso me puso tan nervioso que al entrar a la cocina resbalé y me caí, me rompí en labio, se acercó LIZ a ayudarme, me ayudó a levantarme, empezó a limpiarme la sangre, estábamos tan pegaditos que mi piel se encendía, de repente me calenté, de eso se dio cuenta rápido LIZ, me dijo ya está y salió, tuve tanta vergüenza de ella.

Así pasamos el día y todo terminó ahí, no dejaba de pensar en LIZ hasta que le dije a mi novia  una semana después para terminar, que no me sentía seguro de nuestra relación.

Yo pescaba por LIZ cuando salía de la escuela y me ofrecía a llevarla hasta su casa, ella aceptó así nos hicimos buenos amigos, la invitaba a salir, al cine a comer algo  o pasar el día en un lugar bonito.

Cada día sentía que la amaba más, cuando decidí pedirle que sea mi novia me dice que está saliendo con un gran amor que tuvo pero no tenía la oportunidad de hacerle llegar a su casa hasta que sus padres lo aceptaron, eso fue lo peor para mí, sentía que me estaba muriendo por dentro pero siempre la apoyaba en su relación.

Así pasaban los meses, cada día me moría por estar yo en el lugar de su novio, le dije en una ocasión que iba a volver con Rosanna pero ella no decía nada, solo me miraba. Un día me dice que invite a Rosanna para ir entre los cuatro al cine, eso medio que me incomodó, pero acepté.

Entonces fuimos los cuatro, al salir del cine entramos a un restaurante y empezamos a tomar con su novio, LIZ dice permiso voy al sanitario, se levanta ,al rato me levanto, le espero fuera del baño, cuando sale la meto nuevamente al sanitario, cierro una de las puertas y le digo que me estoy muriendo por verle con otro, que por qué me hace esto, la abracé, la besé, la empecé a acariciar ,  ella me desprende el pantalón, me excita como nunca, que me agaché y le hice sexo oral casi hicimos el amor en el baño, pero ella se detiene diciendo que eso no está bien, lo que estamos haciendo, somos amigos yo tengo mi compromiso, me dice que le duele verme con otra también pero que eran cosas de la vida.  A mí también me resulta muy incómodo ver cómo otra te está abrazando y besando, que lo único que quería es irse ya de ese lugar, me dice, va saliendo, le pide al novio que le lleve a su casa, se despide, le llevo a Rosanna a su casa también, esa noche fue la más larga de mi vida, no dejaba de pensarla.

Al día siguiente la veo nuevamente en la escuela, ella me evitaba en todo, pues ese día estábamos festejando el día del trabajador en la institución. En un momento dado llegó la hora del baile, la invité a ser mi pareja y no aceptó, eso me enfadó bastante que le agarré a Rosanna, la llevé a mi oficina y tuve relaciones con ella, de repente escuchamos que entraba gente, querían entrar al baño  que estaba  pegado a mi oficina , eran las amigas de LIZ, nos vestimos rápidamente, salimos  cuando vi que LIZ ya estaba con su novio agarrados de la mano esperando turno para entrar, al ver eso me sentí tan mal que arranqué mi auto para  abandonar el lugar, fui directo a mi casa con el corazón partido, diciendo por qué dice ella quererme y no me acepta.

Al instante suena el timbre, salgo a ver quién es, era ella que estaba frente a la puerta de mi casa, no pude creer, me quedé sorprendido, sin palabras, le pregunté si necesitaba alguna cosa que pase que estaba en su casa.

No me dijo nada, lo único que hizo fue besarme y abrazarme, fue la tarde más linda que pasé con ella, preparamos la merienda juntos, preparé algo especial para cenar con ella, al terminar la cena la miré fijamente, le pedí que sea mi novia, ella aceptó. Ahí empezó nuestro noviazgo, éramos los más enamorados.

Luego a sus amigas les encantó enterarse que estábamos juntos. Cuando Rosanna se enteró de lo nuestro decía que no podía creer que yo saliera con esta chica que ni sabe besar de seguro, me buscaba queriéndose meter a mi cama, hacía de todo para que cayera en sus manos, se desnudaba frente a mí,  me llamaba a cada rato, se me insinuaba, me tiraba  mensajes con fotos sensuales de ella, me decía que LIZ no va a darme lo que ella tiene, que es más mujer que ella, que ni experiencia tiene como ella.

Un sábado estaba en el trabajo, Rosanna entra de repente a mi oficina, nuevamente con sus tentaciones se me acerca, me empieza a besar, me baja el cierre del pantalón me hace sexo oral, me excita al máximo luego se sube encima de mí esperando para tener sexo conmigo pero enseguida la paro y abandono mi oficina.

Encuentro a LIZ que estaba  a punto de entrar a la oficina, en ese momento no sabía qué decirle, la abracé fuerte, le dije lo que estaba pasando con Rosanna, se molestó mucho saliendo para ir a su casa la seguí, le dije que vamos a hablar que yo no había tenido nada con ella y la llevé a mi casa para que se calme. En ese momento me sorprendí cuando me dijo que le hiciera el amor como nunca le habían hecho, la cargué en mis brazos hasta mi habitación, nos acariciamos mutuamente hicimos el amor ,fue el momento más maravilloso de mi vida.

Esa noche le pedí que se quede a dormir conmigo, que quería tenerle toda la noche junto a mí, ella aceptó, pasamos una linda noche, al amanecer despierto y no la encuentro en mi cama, me asusté, salí a ver dónde estaba, la encontré en la cocina ya con el desayuno listo, me gustó mucho verla ahí conmigo, es la mujer más especial de mi vida.

Un año después le pedí matrimonio, nos casamos. Ahora LIZ está embarazada, tendremos nuestro hijo fruto del amor sincero y verdadero.

Hasta ahora sostengo que una persona puede tener relaciones con varias, pero es una sola la que te hace sentir muy amado, hacer el amor es tan diferente, te sientes completamente único. Rosanna ya entendió quién es la mujer de mi vida y a quien amo profundamente por más tentaciones que tuve nunca caí por amor a la mujer a quien amo sinceramente desde lo más profundo de mi corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.