El Taekwondo

Accedí, aunque lo que menos me interesaba era el taekwondo, yo quería conocer al muchacho...

Una vez mi hermano me invito a su entrenamiento de taekwondo, me dijo que lo acompañara a ver si me gustaba ara que entrara con él y mis sobrinos a hacer deporte, ya estando ahí ellos empiezan a entrenar y en eso pasa corriendo un muchacho cinturón verde, que me flechó, con solo ver la sonrisa quede como tontita. Al terminar el entrenamiento mi hermano me pregunta si quería entrar y le dije que si (lo que menos me interesaba era el taekwondo, yo quería conocer al muchacho, que por cierto hasta el nombre había conseguido con una chica que no entrenó ese día y se sentó a mi lado). A los días llego a mi primer entrenamiento y para mi gran suerte él me ayuda, oh por Dios cuando yo vi ese ojo café me enamoré, guapo, simpático, amable, no si no podía perderle más a la vida.

A los días de estar entrenando fuimos cogiendo confianza, y en un entrenamiento me cuenta que tiene novia, sentí que me arranco tos, pero no podía hacer más felicitarlo y aguantarme las ganas de llorar, que más tarde gracias a mi ignorancia en la defensa personal él casi me ahorca y pude llorar pero lo que él no sabía es que no lloraba por el golpe. Pasaron como dos meses y me canse de verlo con novia y de hacerme daño y no volví, per su hermana y yo nos hicimos amigas y seguíamos en contacto igual a veces iba con mi hermano pero solo a ver, y seguía pendiente de él.

Luego esa tipa le fue infiel y terminaron, yo pensé que ya se podía dar algo, pero no, igual seguíamos siendo amigos y de vez en cuando nos masajeábamos. Él pasa baba a mi trabajo de vez en cuando, yo tuve novio, y quedé embarazada, una razón más para no tener esperanzas con él, a pesar de que las cosas con él papá de mi hija no funcionaron.

A los tres años de mi hija, él me escribe para invitarme a su boda, no saben lo que llore mientras le escribía, felicidades te deseo lo mejor, eso para mí fue lo peor que me pudo pasar. Llegó el día del matrimonio, y fui, claro al llegar a la iglesia no entendía que hacia ahí, hasta la hermana de él y mi hermano se asustaron de verme ahí. Pero yo tenía que verlo aunque me estuviera muriendo de tristeza, ese día no dormí llore toda la noche como si se me hubiera muerto alguien. Yo dije ahora si, cero esperanzas de tener algo con él.

La amistad siguió y nos contábamos muchas cosas, a los dos años de su matrimonio y once años de amistad y de vivir enamorada de él, me cuenta que su matrimonio está mal y otras cosas, yo le cuento que estoy sin trabajo. A los meses me llama y me dice que donde él trabaja necesitan personal con mi experiencia, voy a la entrevista y me dan el trabajo. Yo feliz lo veía a diario, por lo menos algo llegamos a ser, compañero de trabajo.

Casi al año de trabajar juntos, su esposa se va un día de la casa, y más unidos nos hicimos, ya que se apoyó en mí. Y así se fueron dando las cosas, y hoy por hoy tenemos casi dos años de estar juntos, él se lleva muy bien con mi hija, y yo soy la mujer más feliz del mundo de saber que estoy con él, como quien dice todo llega a quien sabe esperar, yo tuve que esperar casi 12 años

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.