El culpable eres tú

odiaba ir a visitarte por la única razón que después no quería apartarme de ti...

Te quise tanto que cada vez que volvías a buscarme me terminaba ilusionado sin querer, por más que sabía cuál eran tus intenciones. Todos los días me pregunto como pude quererte tanto después de tantas mentiras tantas palabras hirientes, como es posible enamorarse de alguien el cual ha hecho tanto daño, pensar que estaba dispuesta a muchas cosas por ti pese a lo sucedido, porque la razón me dice que no podría volver contigo pero a mi corazón no le puedo mentir porque lo único que quiere es estar junto a ti.

Quisiera describir todo lo que me has hecho sentir tanto lo bueno como lo malo. Me hacías sentir tan bien cuando estábamos juntos, como me mirabas, cuando me abrazabas quería que ese momento jamás terminará, a veces odiaba ir a visitarte por la única razón que después no quería apartarme de ti quería amanecer a diario junto a ti sentía que ya no podía alejarme de ti y ahí fue cuando me di cuenta que estaba enamorada, tenía muchos planes en los cuales tú estabas te convertiste en una de mis prioridades quería verte día y noche a diario, soñaba con que un día nos fuéramos juntos a recorrer el mundo, soñaba ser tu compañera esa por la cual sonrieras a diario y presumieras diciendo con ella es la que quiero estar realmente.

Pero las cosas no salieron como quería ya no podemos retroceder el tiempo ni elegir de quien nos enamoramos. Lamentablemente no puedo decir que contigo tuve una historia de amor porque la única persona que hacia las cosas por amor era yo mientras tú una persona inestable emocionalmente, egoísta, egocéntrico jugabas tu propio juego.

No existe un manual o algo que nos enseñe a cómo olvidar porque eso solo depende de nosotros de poder soltar a la persona que queremos para buscar nuestra propia felicidad, pero como podemos comenzar desde cero cuando estamos tan heridos, como podemos confiar nuevamente cuando nos fallaron tanto, como podremos volver a enamorarnos si cuando lo hicimos nos fue correspondido de mala manera.

Y mientras tú sigues allá haciendo tu vida yo sigo aquí pensándote.

6 Comentarios

  • Me gustó, tanto como si fuese a mi a la que le sucedió, es frustrante querer darle todo a alguien, incluso darcelo todo en bandeja de plata, dejarte a ti de lado, por ponerlo a él de prioridad, te entiendo y si él culpable fue el, quien no supo ver todo lo que hacias, no valoro tu amor, tu bella forma de amar, tan poco común hoy en pleno siglo xx, pero, ya veras que el sigue con su vida, pero como dia a día, se da cuenta de todo lo que un día tuvo y perdió, tu le dabas valor a él, la vida misma le ara reaccionar de un golpe, lo que un dia tuvo y perdió…

  • oh fuck me pasó exactamente lo mismo, juro que duele muchisimo pasó tal y como tu lo descrives hasta el era como el chico de el que tu hablas

  • En esa historia lo dices todo, el te mentía y tu seguías, el te engaño y tu lo intentabas de nuevo, el era grosero y tu perdonabas, el culpable no fue el, ni la culpable eras tu,el no oculto nada ante ti, tu sabias exactamente quien era el y no lo querías soltar….. no se trata de perdonarlo a el siquiera, es mas de perdonarte a ti misma por creer, por no tener el carácter que una mujer debe tener, por no tener sabiduría y creer que amor es aceptarlo todo, el amor es cambio, es decisión, edifica y no opaca a ninguno de los dos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.