De Mexico a Rumanía

Ella no se despidió de mi de la forma que habitualmente hacia a lo cual me di cuenta que era un mensaje forzado...

Me mandó un mensaje a las 3 am hora de México no dude en despertarme apenas escuche la notificación del teléfono y contestarle ,fue algo muy hermoso que aún recuerdo todas las noches, era ella diciéndome que me amaba y que me declaraba que sus sentimientos hacia mi le hacían pensar en toda una vida conmigo y le hacían cuestionarse si realmente quería seguir estando lejos de mi así que me pregunto que si yo me iba a Múnich con ella o ella se venía a México conmigo. Tan solo le respondí que tuviera paciencia que nuestro tiempo llagaría pero por el momento tendríamos que seguir nuestra relación a distancia pero que ella no podría descuidar sus estudios musicales por mi sobretodo porque es una de las mejores violinistas de Rumanía, y yo deseaba irme en el primer vuelo a Múnich pero mi condición económica no me lo permitía.

Así que nos quedamos prometiéndonos vernos muy pronto pero no tan pronto ,la relación con ella siguió afectándome positivamente ,empezó a esforzarme más porque yo quería poder estar a su altura como músico así que comenzó a componer una canción que aun no he terminado porque no sé qué final ponerle pero la canción se llama sonata de media noche y relata nuestras vidas como en la media noche podíamos olvidarnos del mundo y de todos los kilómetros y solo ser nosotros dos…

Para finalizar la historia nuestra relación tuvo un obstáculo muy grande ya que su madre y sus maestros se dieron cuenta de lo que le pasaba y le prohibieron escribirme, le lavaron la cabeza con ideas de que yo era un secuestrador y solo le decía cosas bonitas para que ella se viniera a México, le dijeron que los mexicanos somos unos buenos para nada y un mundo de mentiras, que finalmente un día ella termino por cortar toda relación.

Lo curioso fue que ella no se despidió de mi de la forma que habitualmente hacia a lo cual me di cuenta que era un mensaje forzado, palabras forzadas y que insistir en ese momento solo le traerían más problemas a ella, así que desde ese día no le he buscado una parte porque tengo miedo de su rechazo y por otra porque no estoy preparado para lo que venga y la otra es porque le hizo una promesa de reencontrarnos cuando los dos alcancemos nuestros sueños…

Yo se Elisabeth que tu estas luchando por tus sueños pero jamás pienses que me olvide de ti porque no ha pasado un solo día en el que yo me dé por vencido ,volverás a saber de mí, y por fin podré cumplir todas las promesas que te hice …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *