Cuando te separan del amor de tu vida

A veces me pregunto qué habría pasado si mis padres lo hubiesen aceptado, que futuro hubiese tenido con él...

Hola, mi nombre es Daniela, tengo 25 años, estoy casada con un hombre súper bueno y encantador y tengo una hija de 5 años que es una ricura. Mi historia comienza cuando tenía 13 años y conocí a un chico mayor que yo, él tenía 19 años y me enamore perdidamente de él y él de mí, hacíamos todo tipo de locuras, hasta el punto de que mis padres no querían que anduviese con él, pero aun así seguíamos juntos. Pasaron los años y cuando cumplí los 16, me tuve que mudar a EE.UU porque mis padres habían encontrado un puesto de trabajo en aquel país que yo desconocía. Me puse muy mal al saber la noticia, no me dio tiempo de despedirme de mi novio, mis padres me quitaron cualquier medio de comunicación con él porque decían que era un mal chico que no me convenía. Tuve depresión todo ese año hasta que un 5 de Julio (Mi cumpleaños) conocí a mi actual pareja por medio de un amigo que me había apoyado en todo, él tenía dos años más que yo, es decir, 19 años.

Cuando vino a conocer a mi familia estaba muy nerviosa por lo que había ocurrido con mi otro novio (no era aceptado), pero este chico era muy recibido por mis padres. Pasado unos meses decidimos vivir juntos, nos casamos, pero sinceramente no sentía lo mismo por él, no hacíamos locuras, era distinto…

Pasaron los años y tuve a una niña preciosa, no me arrepiento de haberla tenido, nos fuimos a vivir a España, mi país natal, y un día de febrero fui a llevar a mi niña a jugar al parque y me cruce por casualidad con el amor de mi vida, aquel al que mis padres no aceptaban, estaba más gordo de lo habitual y junto a él iba una chica pelirroja, no lo salude, pero ambos nos quedamos mirando.

A veces me pregunto qué habría pasado si mis padres lo hubiesen aceptado, que futuro hubiese tenido con él, pero no me arrepiento de lo que he hecho a lo largo de mi vida, estoy casada con un marido del que estoy enamorada y una hija que amo más que a mi vida, es verdad que nunca sentirás lo mismo que sentiste con tú primer amor, pero las experiencias son mucho mejores y amas de verdad no con tanta locura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.