Fui un cobarde…

Este tipo de conexión sólo se te presenta una vez con ese ser especial.

Tengo 60 años, y perdí el amor de mi vida por cobardía. Conocí a María cuando tenía 25 años, y me enamoré nada más verla. Esa conexión, única, especial, rabiosamente brutal, que sólo parece existir en las películas. Yo tuve el privilegio de rozarlo. Privilegio, porque cuantos pasan por este mundo sin sentir esa conexión, aunque yo apenas rocé ese privilegio por mi cobardía.

Por mi experiencia en la vida, puedo con absoluta certeza asegurar que este tipo de conexión sólo se te presenta una vez con ese ser especial, o no se presenta jamás. He conocido muchísimas personas con sus historias y sentimientos a lo largo de mi vida, y no creo que ellos tuvieran ese privilegio que a mí se me concedió.

María tenía 20 años y era bajo mis ojos la mujer más exquisita que había visto. Sensual, seductora, hermosa… Recuerdo cada detalle del primer día que la vi, porque nadie más, ni antes de ella ni después,  me hicieron sentir lo que ella… Conocerla fue el regalo más increíble que me han hecho en esta vida.

Después de observarla durante semanas, decidí un día hablarle… y si pudiera volver atrás, volvería a ese día y me escaparía junto a ella…

Después de ese primer día y durante un año, fui tocado por la mano de Dios.  Porque ella era aún más increíble que su belleza externa. Jamás me reí tanto con alguien, con nadie más que con ella las horas se convertían en minutos, jamás he deseado y amado a alguien como a ella.

Pero fui un cobarde, tuve la oportunidad de disfrutar del ser más increíble que conocí jamás… pero me alejé sin decirle adiós.

Estaba comprometido, y una semana antes de casarme me alejé de ella engañándome a mí mismo, poniéndome mil excusas para no romper con una boda junto a alguien que no amaba. Me alejé sin más, confiando que después de la boda sería un tipo formal. Y no hubo un día que no tuviera ganas de salir corriendo a buscarla, y no hubo una noche que su recuerdo me abrazara.

Cinco años más tarde la llamé. Y volverla a ver fue otra oportunidad que me dio la vida. Y me sinceré, le dije que estaba prometido, me había casado, y que había sido padre, dos veces. Que no amaba a mi mujer, y que seguía siendo infiel. Pero que no había podido olvidarla. Su gran corazón me conmovió. No había rencor. Y yo volví a sentir ese no sé qué que sólo he sentido junto a ella.

Si, era un hombre infiel porque estaba con quien no amaba, por ser un cobarde, y no romper con un status social estúpido. Tener dinero me facilitó que las mujeres se acercaran. Yo no buscaba amor, sólo sexo, porque mi mujer no me atraía, y amor no buscaba, porque mi alma era de María, aunque no estuviera junto a ella.

Volvimos a vernos para charlar, otra vez, y otra, y otra… y miles más. Y le prometí que estaría junto a ella, que me separaría… pero no lo hice, y un año más tarde ella se alejó de mí.

No podía separarme con mis hijos pequeños, no tenía el valor, era un cobarde obligándome a hacer algo que no quería. Yo quería volar junto a María, pero no hice nada.

Cinco años más tarde, y sin haberla olvidado ni un día, el destino me la puso de nuevo enfrente. Era una mujer de 30 años aún más hermosa. Y volvimos a sentir esa conexión nada más vernos, y volvimos a repetir la historia… y volví a fallarle, no pude separarme y estar junto a ella…. Y volvió a alejarse….y creí morir….de hecho estaba muerto por dentro, aplastado en una mentira, junto a una mujer que no amaba, estando con otras mujeres para no ver lo patética que era mi vida, porque yo anhelaba estar con maría. Me repetía una y mil veces que me separaría y que encontraría a María…. pero no lo hice!!!

Fue el destino que cinco años más tarde la puso junto a mi otra vez… y volví a repetir lo mismo, esa vez, y cinco años después otra vez. Con mis hijos ya adolescentes creí que sería capaz…. le había prometido tantas veces que estaría junto a ella, que no quería vivir sin ella, y aunque tuvo mucha paciencia conmigo y más amor por mí que todas mis amantes y mujer juntas. La decepcioné. Y al igual que no olvidaré jamás el día que la conocí, no olvidaré jamás el último día que la vi…y de eso hace ya 20 años. Cuando ya estaba decidido a dar el paso, pero sin darlo, había desgastado tanto su amor hacía mí en estos 20 años de decepciones constantes, que abrazada a mí se alejó definitivamente. Y la tuve que dejar ir. Aunque sus brazos han seguido abrazándome estos 20 años.

Mis hijos se hicieron mayores hace tiempo, hicieron sus vidas, y aunque los veo de vez en cuando, aprendí tarde, muy tarde, que mi amor por María no era incompatible con el amor de mis hijos. No hay día que no me arrepienta de no haber estado junto a ella, no hay día que no la piense, que no quiera volver atrás y cambiar toda mi vida, y lo curioso es que la vida me dio muchas oportunidades para hacerlo, pero María no se merecía un cobarde como yo, sino alguien que la valorara desde el minuto uno. Como así finalmente fue para ella. Aunque para mí, si tuviera que resumir mi vida serian mentiras, mentiras y mentiras. Lo único auténtico y real, era mi amor por ella. Yo era real cuando estaba junto a ella. El resto de mi vida, estaba lleno de mentiras y falsedades. Por eso desde hace 20 años, cada día a las cuatro de la tarde esté donde esté, esté con quien esté, esté haciendo lo que esté haciendo… Cojo una nota de mi cartera, para poder sentir que estoy vivo…

«Nos vemos a las 4 de la tarde….»
María 15 de junio de 1978

28 Comentarios

  • baya una historia tan hermosa y con un final tan triste,por que somos tan cobardes a la hora de amar??? con lo bello que es querer y sentirse querido….. 🙁

  • Y la mujer con la que contrajo matrimonio y sus hijos que culpa tenian.Ahora en lugar de seguir sufriendo y haciendo sufrir a su esposa de gracias a Dios por la vida que le da y sea feliz con lo que tiene en sus manos no se lastime mas ser feliz es su decision.

  • Me encanta yo tengo 18 años, y a los 15 conoci al hombre de mi vida. Ese chico por el cual haria cualquier cosa pero me decepciono tantas veces que gasto casi todo el amor que sentia por el.. Hoy en dia lo recuerdo todos los dias pero jamas podre perdonar su cobardia.

  • Deberas q es triste encontrarse en el tiempo y sentir en el corazón la tristeza por no haber luchado por ese ser q tanto amamos. A mi me paso, ame tanto tanto y aun después de 12 años lo sigo amando pero también fui cobarde.Hasta fui monja pero lo q dice el protagonista de la historia, ni una sola noche ni dia yo deje de pensar en el gran amor de mi vida y aun es asi.

  • Yo tengo una página que se llama «atrévete a ser»
    http://www.atreveteaser.com y en esta historia (y en cualquiera) aplica perfecto.
    Atreverse a ser NO ES FACIL, porque estamos perdidos bajo capas de lo que «debemos ser», de educación, de creencias, de conceptos, etc. Y bajo todo ese cúmulo de herencia… ya no sabemos quién somos.
    Para escoger una pareja de vida, primero hay que atreverse a ser, de lo contrario estamos engañando a quien sólo le mostramos lo que quiere ver y no lo que somos. De esa forma la vida misma es una gran fiesta de disfraces en la que nadie es feliz… a menos que te presentes sin máscara y distingas a otra persona que también le asfixie traerla puesta.

  • Te lo mereces por cobarde!, tu piensas en María y no pensaste en la otra mujer que engañaste y que te dedicó lo mejor de su vida y que te dió hijos, apuesto que María encontró alguien mejor que tú, y tu esposa tambén mereció encontrar alguien que la amara de verdad, bien dicen que el infierno se vive aqui en la tierra y tú lo estas viviendo y asi te morirás.

    • Maria no tiene la culpa de que no amara a la esposa, a la esposa la engaño de todos modos, toda la vida. El fue un dominado psicologicamente con el sentido del deber que les inculcan todas las madres machistas a los hombres para que sean proveedores y tengan casa chica…el ahora paga el costo de no haber hecho lo que tendria que haber hecho. Separarse de su esposa y estar con quien hubeira podido ser feliz. Maria…quen amó sin poder ser retribuida por no ser la «legal». Triste e injusta historia, deja huellas imborrables por el capricho de una esposa que no acepta que no es ya amada.

  • Realmente nunca estuvo enamorado de María, lo suyo era una fantasía, que al no hacerse realidad se convirtió en una obsesión.

    Lo que no entiendo es porque se casó con alguien que no amaba y tuvo hijos con esa persona. Por qué fue tan cruel con la esposa?

    Por lo visto no pensó en ella, solamente en sí mismo.

    • Totalmente de acuerdo contigo, la mayoría de la gente que vive del ayer, de estos «amores verdaderos» que de verdaderos únicamente tienen a los protagonistas, son gente que vive haciendo de su vida una tragedia, totalmente consumidos por su ego y encuentran la forma de convertir una historia por demás cotidiana en una verdadera tragicomedia, que les sitúa en medio de una historia única, según ellos.
      Y para a la gente que opina que esta es una historia de amor, ojala nunca les toque estar en los zapatos de la esposa de este Romeo.
      Alguna vez un gran amigo me dijo, «disfruta todo lo que la vida te da y deja de atormentarte por lo poco que te hace falta».
      Y un consejo para todos los que se sienten identificados con la historia, si tanto dice este amigo que amo a María, porque no simplemente se fue con ella, si los hijos son el pretexto, la conoció cuando aun no los tenia, y cuando tuvo la oportunidad de no arruinarle la vida a su ahora esposa, aquí viene el consejo, cuida a tu esposa galán, porque siempre se aprecian mejor las cosas cuando ya no se tienen.

  • Es una historia conmovedora. Respeto todas las opiniones pero algunas parecen de personas que no saben lo que es el amor. Evidentemente ya dice que fue un cobarde, quizás fuese un dependiente emocional y tuviese una mujer igual de dependiente, que las hay, egoístas, y que aunque sepan que no las quieren no dejan ir. Por eso no juzgen tan a la ligera, el comportamiento de esta persona que además reconoce su cobardía.

    • Totalmente de acuerdo, la esposa es responsable de chantajearlo con culpas sobre el honor de la «familia» siempre y cuando volviera a la casa. Ella fue la que conscintio que ese hombre se sacrificara por valores añejos, si fuera una mujer que realmente amara dejaria libre a ese hombre de tantas culpas y sentidos del deber

      • su rol de padre no hubiera cambiado si se separaba, el fue cobarde, egoista y la esposa conscintio que el fuera cada día ese hombre que no pudo amar, ser amado ni devolverle a Maria el amor que merecía. Tragedia total.

  • Casi casi estoy seguro de que el engañado fuiste tu y multiplemente—por cobarde!

    1) Maria se acostaba con otros.

    2) Tu esposa se acostaba con otros.

    3) Tus amantes también.

  • No es triste la historia de un cobarde, de un farzante. Me dan lástima los cobardes en un guerra y los comprendo pero este tipo de pusilánimes no me hacen gracia. Estafó a dos mujeres y a si mismo que es lo peor.

  • Hola, tengo 18 años, y estoy segura de haber arruinado mis oportunidades de ser increíblemente feliz, el jodido miedo y la maldita cobardía nos invaden a todos. ¿Por qué? simple. por la prima de estos dos, la inseguridad. pero vale la pena creer que no importa el tiempo que pase, ni la distancia que los separe, todos sabemos que se puede luchar, que se puede lograr, soltarnos del miedo, la cobardía, la inseguridad no es nada imposible, sólo basta con tomar la decisión, y ser feliz, es todo.

  • pues si, la verdad es que tuviste mas de una oportunidad. No te puedo juzgar porque yo pase por algo parecido y tarde me di cuenta de lo que bebí hacer. Lo bueno de que este gran dolor nos duele es que es la manera mas efectiva de aprender. Lamentablemente la vida es asi. Después de esto no podrás volver a tomar el camino del miedo nunca mas en cualquiera que sea la situación. Y en cuanto a tu esposa ¿no la valoras o solo estas con ella por alguna dependencia o culpa?

  • que mala onda pasar toda tu vida enamorado de esa persona pensar que algun dia estaran juntos y que ese dia nunca llegue que dolor ,,,tienes razon jaime …muy buena leccion para luchar por quien de verdad amamos

  • Inevitablemente llore. Por razones de la vida, el amor de mi vida tambien es un cobarde que no deja a su esposa por cumplir con las exigencias de la sociedad. Nos conocimos en el momento que dios quizo y los momentos que vivimos fueron magicos. El tiene 33 y yo 27 años, el dos hijas yo ninguno. El se siente moralmente atado a su familia y no es que me lo diga es que cuando uno ama de verdad los ojos las manos lo dicen todo. Diossss estuve dispuesta a dejar mi pareja por el, nunca se lo dije eso seria presionarlo y mi amor por el no permite que yo lo ponga entre la espada y la pared, y aunque algo me dice que luche por muestro amor, no lo hago y se que el tampoco lo hara. Se de el pq cada mes me escribe, como dando a emtender que le de tiempo pero asi no funciona la vida, a veces prefiero no saber de el, porque es dificil continuar mi vida esperando por alguien que quizas nunca decida ser feliz.

  • Yo soy María. Vivo exactamente la misma historia. Y se sufre muchísimo amando de esa forma tan increible a un cobarde.
    La única diferencia es que de aquí a 5 años no voy a permitir que me haga el daño que me ha hecho. Sé que va avivir toda su vida pensando en mí. Le deseo suerte. L&E 21102014

  • SaBen…Ese amor mal sano…No debería existir…si su ausencia era terrible aun pasando el tiempo…lo correcto hubiese sido…amarse sin remordimiento….Sin embargo decidió no sólo olvidarla temporalmente…si no vivir con su dolorosa ausencia el resto de su vida
    Se podría decir que al igual que el tengo una muza…a la cual observó con cobardía…desde lo lejos…pero…sinceramente…siento el mismo pesar en algunas ocasiones por su ausencia….Esa q t deja sin aliento y le quita el sentido a todo.

  • Porque juzgais los sentimientos y vidas ajenas?
    Vais de perfectos y no teneis ni puta idea de nada, se basais solo en la moralidad, prejuicios y mierdas que os enseñan y llaman correcto.

    El no tiene culpa de haber amado a una persona que no era su mujer, tampoco tiene culpa que la mujer fuera una tia superficial basada en apariencias y que no le llenara interiormente, maria no tiene la culpa de amar a un hombre casado, son cosas que pasan sin mas, no se eligen, nadie esta obligado a amar o estar en un lugar que no quiere, este hombre solo fue un cobarde, el resultado de una sociedad llena de mascaras y prejuicios como la que leo, no supo ir mas alla de toda esa mierda y centrarse en que la vida era suya y de nadie mas, que se vive una vez y lo mejor es ser sincero y ser feliz y a la mierda las normas y la gente, nadie ve mas alla de sus propias narices, siempre somos jueces de los demas cuando no somos capaces ni de ordenar nuestras vidas, yo si fuera este hombre buscaria maria y pasaria si puede ser el resto de la vida que me quede con ella, sino puede ser al menos me morire tranquila sabiendo que aunque tarde hice lo que debia de hacer… suerte

  • En mi historia de amor, yo voy camino de ser la María de tu historia…

    Espero que no lamente el perderme cuando haya cumplido 60 años, pues tenemos 30 en este momento y aun albergo esperanzas..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.