Tal vez ayer fue la última vez que la vi, porque soñé con ella

En ese instante pensé qué hermosa mujer, sin saber que irremediablemente me había enamorado de ella.

Mi historia comienza así. Me cambié de escuela en el último año para terminar mis estudios, era el típico chico nuevo, nadie me hablaba, incluso me sentía raro en ese lugar. El primer día fue normal pero noté que faltaron varios compañeros, no le di importancia pero al siguiente día cambiaría mi vida por completo.

Al segundo día de clases al mediodía todo iba normal y los compañeros restantes se incorporaron, y dije dentro de mí: bueno me dedicaré a estudiar en vez de buscar pareja. Fue cuando de pronto entró ella a mitad de la clase, todavía recuerdo su voz, sus hermosos ojos y con qué delicadeza pidió permiso de pasar y la mejor parte fue que se sentó dos lugares detrás de mí.

En ese instante pensé qué hermosa mujer, sin saber que irremediablemente me había enamorado de ella. Las siguientes dos clases fueron un martirio ya que tenía muchas ganas de girarme a verla pero era obvio que me iba a delatar, y lo intenté con todas mis fuerzas pero al final no pude resistir y la miré y la miré y la miré sin dejar de sonreír cada que vez que regresaba mi vista hacia adelante.

Al siguiente día me dije: tengo que hablarle. Hace tanto tiempo que no sentía esto y no quería dejar pasar la oportunidad. Fue en ese instante que no tuvimos clases y todos salieron a distraerme un rato, fue en ese instante que la vi sentada en una banca en la jardinera sola disfrutando de la vista, fue entonces cuando me acerque y le dije las palabras más tontas que me vinieron a la mente: “¿Tú vas conmigo en el salón?”, le pregunté pensando que también ignoraba mi existencia y me sonrió y me dijo claro soy yo a la que siempre observas. Mi corazón  dio un brinco inesperado y fue entonces cuando empecé a pensar antes de hablar.

Nos llevamos tan bien, ese día platicamos toda la hora y todo ese día, y nunca nos separamos. Se sentó delante de mí y parecía como si ella fuera nueva también en el salón ya que se quedaba conmigo y les decía a sus amigas que comería conmigo ¡¡Yo estaba feliz!! Las dos semanas siguientes fue de estar juntos, platicar, reírnos, tomarnos de la mano, abrazarla hasta que recuerdo esa tarde mágica un poco nublada a punto de salir de clases me acerqué a su oído y le dije que era hermosa, ella me miró, cerró sus ojos y lentamente nos besamos, no sé cuanto tiempo pasó, solo era ella yo y ese increíble amor!!!!

Cuando de repente se separó y dijo: “No hagas eso, acabo de salir de una relación de cuatro años y estoy confundida”. Me contó lo ocurrido y quedamos en hacer las cosas con calma, en la salida se despidió de mí con el beso más dulce de todos.

Para no alargar la historia pasaron tres meses que anduvimos a escondidas y me hizo una promesa que algún día sería mi novia públicamente y no así a escondidas…

Hasta qué llego un día que no pude evitar por más que le compuse canciones, la traté de lo mejor, le di todo mi amor…. Me dijo: “Ya regresé con mi novio y esto se terminó”. Lloré toda esa semana ya que la veía diario, y por estar con ella como antes no tenía amigos ni con quien hablar, recuerdo que sólo me iba a escuchar una canción que me recordaba a ella y a llorar detrás de un árbol solo…

La siguiente semana me mandó un mensaje para que nos viéramos y cuando la vi me abrazó, me besó y me dijo que no me podía olvidar, que me extrañaba, y yo también me moría por ella, y seguimos andando a escondidas a pesar de su novio. Ella y yo éramos muy felices.

Hasta que su novio nos descubrió y se inventó que yo había embarazado a una chica. Esta supuesta mujer embarazada iba a su casa de ella para reclamarle y muchos problemas con sus papas y su familia hasta que me dejó.

Por seis meses después anduvimos otra vez hasta que me dijo que se tenía que olvidar de mí, que ella quería tener un hijo con su novio y que quería cerrar el ciclo conmigo.

Hoy hace dos años que no la veo la extraño bastante, quisiera que regresara y aunque sé que es imposible sigo esperando en su promesa. Le he compuesto canciones, se las mando y ella no responde, todo sigue igual, parece que por fin me pudo olvidar dejándome con este inmenso dolor y recordando sus besos, caricias, abrazos, sus manos, y su voz diciéndome te amo.

Tal vez ayer fue la última vez que la vi, porque soñé con ella…

4 Comentarios

  • Wow! Clase historia amigo, esta de pelicula… Has visto una movie que se llama “500 hundred days of Summer”.

    Mira a veces nos encontramos con mujeres tan maravillosas y fascinantes, pero como son asi son tambien complicadas e indecisas. Lo mejor será que trates de olvidarla (Un consejo sano, que yo no sigo) y sigas tu vida y lo dejes como un bello recuerdo.

    Saludos.

  • Muy buena, aunque deberías seguir con tu vida, ya que esa chica era muy indecisa emocionalmente. Chicas como ella no valen la pena. Espero que sigas adelante (:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.