Doble vida

Tengo 56 años, estoy casada, tengo un hijo y hace diez años que tengo un amante bastante más joven que yo.

Luis

Cuando se marchó al final de la mañana se despidió y sonrió, y yo me quedé así como un poco trastocada. ¿Quién sería ese hombre?

Amor desgastado

Nos llevábamos bien, no discutíamos ni pasaba nada, pero puede ser que hubiéramos perdido la ilusión.

(Re)encontrarse

En ese tiempo había vuelto a ver a Álvaro porque habíamos quedado alguna vez con el grupo este del instituto y despertaba en mí cierta curiosidad.

El guía del viaje

Cruzamos varias miradas que yo creí inevitables porque yo no dejaba de mirarle, pero pronto descubrí que él también lo hacía.