Mi amor de la universidad

Todo empezó muy bien con él, fueron meses maravillosos, mágicos. Yo estaba en las nubes me sentía muy dichosa por haber encontrado alguien como el confiaba 100% en él. Me entregué a él como una quinceañera...

Mi historia es un poco tonta y triste, ya que así es como me siento. Yo siendo una mujer que ya ha tenido muchas caídas, decepciones, dolor, nunca había sentido amor pleno y de calidad aprendiendo a ser fría y desconfiando de todos. Con una hija que lo es todo para mí, nunca anteponiendo a otras personas por ella.

Bueno mi historia empezó cuando entré a la Universidad y yo estaba con un chico, Luis, que me adoraba pero él no me daba seguridad. Era muy niño, yo tenía proyectos y él me decía que para que estudiar tanto si nadie me lo iba a reconocer. Yo seguí mis planes sin que lo que me decía influyera… Y en mi primer mes de la Universidad conocí a Cristian, alguien que parecía muy maduro que sabía lo que quiere, con dos hijos, un excelente padre, una persona muy buena con los demás, con una familia maravillosa. Trata a su madre como una reina me parecía un hombre muy interesante. Se hizo muy cercano a mí por los estudios y yo seguía con Luis pero las cosas cada vez iba peor. Él no me apoyaba, no me ayudaba y me complicaba más las cosas y yo empezó a darle prioridad a mis estudios y eso incluía a Cristian con quien me reía mucho y lo pasaba muy bien así se fueron dando las cosas hasta que nos dimos un primer beso muy rico y lindo todo que decidí dejar a Luis para empezar algo con mi compañero.

Todo empezó muy bien con él, fueron meses maravillosos, mágicos. Yo estaba en las nubes me sentía muy dichosa por haber encontrado alguien como el confiaba 100% en él. Me entregué a él como una quinceañera, me sentía enamorada todos los días, era muy feliz, él me hacía sentir importante, él me mostró ser alguien decidido, apañador, un amigo, alguien perfecto…. Pero como dicen no todo lo que brilla es oro… Después de 5 meses maravillosos el de un día para otro empezó a cambiar, muy distante como misterioso, y yo empecé a dudar de él. Desde que lo conocí no sentí la duda ni celos menos inseguridad… un día lo fui a dejar a su casa y a él se le quedo su celular en mi auto y yo estúpidamente se lo revise y el mundo se me vino encima. El miedo se apoderó de mi sentí como mi corazón se destrozada él estaba hablando con 3 mujeres más aparte de mí que ni se imaginan las conversaciones que tenía… no supe que hacer simplemente fui a devolverle su celular y me fui quede en shock lloré con tanto dolor con tanta pena… Él no era así o nunca me di cuenta por lo enamorada que estaba.

Me deprimí, no quería hablar con nadie no quería salir y él no me daba ninguna explicación sólo que si me metí en su celular y que él no quería nada conmigo sólo éramos amigos y sus palabras me dolían tanto él no se imaginaba el daño que me hacía, yo me aleje de él.

No nos hablábamos, pero nos teníamos que seguir viendo por la Universidad. Pasó el tiempo y al paso de dos meses aproximadamente volvimos a estar juntos pero ya nada era lo mismo. Yo no confiaba en él, no era igual de feliz que antes pero estar con él me daba una tranquilidad me sentía en paz dormir en su pecho. Me calmaba y dormía bien pero él no era el mismo hombre que conocí pasaban los días y lo pillé hablando con otra mujer. Yo sabía que tenía que dejarlo porque me estaba haciendo daño pero me sentía tan enamorada me daba miedo dejarlo. Me sentía insegura y aguanté, empezamos a pelear muy seguido, terminábamos seguido también. A ratos teníamos días muy buenos y otros muy malos y me decía que me amaba y al otro me trataba pésimo y así paso un año yo aún con la esperanza que me amara como lo decía el día en que cumplimos un año juntos. Le regalé un álbum de fotos echo por mí con la historia de nosotros escrita. Él lo adoró, me abrazó tan fuerte ese día que volví a creer en él, a sentirme segura con él, a ser feliz de nuevo junto a él.

Me sentí tan plena y dos días después de eso desaparece, me dejó de hablar, lo llamaba y no me contestaba, lo buscaba y no lo encontraba. No sabía que pasaba y cuando nos tuvimos que ver en la Universidad de nuevo me dice que nosotros sólo somos amigos y que lo de nosotros no era nada y que siguiera con mi vida y hay quede yo sin saber más de él. No me preguntó más de como estaba… Yo ya no era nadie para él y él seguía siendo todo para mí…

Ya ha pasado un mes desde eso y siento que día tras día me destruye más por dentro, me perdí hasta a mí y no sé qué hice mal. Sé que debe estar con otra mujer por su cambio repentino pero no puedo sacarlo de mi mente de mi vida. Nada me ha hecho reír de nuevo, no sé qué hacer y lo peor que debo seguir viéndolo en clases durante un año más… me siento tan tonta…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *