Amor interesado

Yo era el organizador de la fiesta durante unas vacaciones de trabajo y en una parada en una esquina me tropecé con alguien tan bella que no deje de mirarla ni por instante...

Corría el año 2009 lentamente y sin alguien a mi lado con quien compartir mis días, sólo amantes, mujeres casadas y gaviotas sin almas de vez en cuando me entre tenían.

Loco por amar y ser amado al punto de entregarme a la primera que me dijera sí. Y así fue. Durante unas fiestas patronales a celebrarse a mitad del mes de noviembre hasta final del mes. Yo era el organizador de la misma en unas vacaciones de trabajo y en una parada en una esquina me tropecé con alguien tan bella que no deje de mirarla ni por instante mientras estuve ahí. Desesperado por saber, pregunte por ella y para mi sorpresa ella es participante del reinado de las fiesta.

Inmediatamente organice una reunión para conocer todas las participantes. Había que transitar un tramo de 15 kilómetros para reunir todas las participantes y a medida que avanzábamos, el vehículo se iba llenando hasta que llegamos a la casa de la joven con el vehículo lleno, yo le abrí un espacio a mi lado y ahí fue que nos conocimos por primera vez.

Enseguida comenzamos a conversar y por su mirada sabía que le caía bien. Empezamos un lindo noviazgo y hasta público lo hicimos pero durante un año de novios pasaron las cosas que me dirían lo que pasaría cuando nos casamos y así fue, cinco años de matrimonio pero con desconfianza hasta que llegó el día la realidad. Su amor por mí era sólo un interés para salir de su pueblo atrasado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *