Mi amiga de la infancia

Habíamos sido tan amigos, como hermanos, que nunca la vi como algo más que eso.

Hacía mucho tiempo que no me sentía tan lleno de vida y es que ella me lo da todo, y más, es más de lo que nunca pude soñar y desear, la mujer de mi vida, conmigo, y felices…

Nos conocíamos desde siempre, desde pequeños, éramos vecinos y jugábamos juntos en la urbanización donde vivían nuestros padres, que también eran amigos además. Por lo que nos veíamos a todas horas y siempre estábamos juntos. Según fuimos creciendo nuestros grupos de amigos en el instituto fueron diferentes y eso nos distanció un poco, nos veíamos en la urbanización, o si íbamos a cenar algún día a casa de ellos o ellos de la nuestra, pero nos distanciamos bastante. Es verdad que las chicas maduran más rápidamente que los chicos, y ella y sus amigas salían de otra forma a como lo hacíamos nosotros, sólo preocupados por jugar a fútbol y videojuegos.

Yo sinceramente nunca me fijé en ella como chica, en el sentido de que habíamos sido tan amigos, como hermanos, desde críos, que nunca la vi como algo más que eso, y ella a mí tampoco, era como si fuésemos primos, vamos, que no había ninguna “tensión” extraña entre nosotros. De hecho, ella a los 16 años o así se echó un novio, yo lo conocía y nos llevábamos genial, bueno, que no había ni celos ni nada raro, cada uno hacía su vida, sólo éramos amigos.

Cuando terminamos el instituto ella se fue a estudiar fuera de nuestra ciudad y yo me puse a trabajar, me compré un piso y me fui de casa de mis padres, por lo que cuando ella venía algún fin de semana o vacaciones no la veía. Se perdió mucha relación, esto pasó hace bastantes años y no había tantas comunicaciones como ahora, el móvil y poco más, ni whatsapp, redes sociales, nada, era más sencillos ir perdiendo contacto un poco también sin querer, por dejadez, no sé, vas haciendo tu vida.

Pasaron los años, yo seguí en nuestra ciudad, tuve pareja durante mucho tiempo y fui muy feliz. Mi vida era tranquila, normal, trabajo, casa, mi chica… Y todo se desbarató el día de Navidad de hace un par de años cuando fui a comer a casa de mis padres y me encontré con ella en la puerta de entrada, cuando ella iba también a comer a casa de los suyos. De repente, todo mi mundo se revolvió: vi a la chica más hermosa que había visto nunca, con una sonrisa perfecta, una mirada increíble, no podía ser, mi amiga, mi casi hermana, de repente aparecía ante mí de forma totalmente diferente. Me sorprendió mucho descubrirla de esa forma y me asusté. Hablamos un poco, poco, conversación de besugos, cómo va la vida, va bien, sí, feliz navidad, poca cosa más.

Llegué a casa de mis padres totalmente descolocado, no me la sacaba de la cabeza (yo estaba aún con mi novia de entonces). Y para colmo, después de comer, llamaron a la puerta y eran sus padres y ella con sus hermanos que venían a tomar café. Yo nervioso, no conseguía hablar cosas normales ni coherente, fui un tonto, y ella, ella era perfecta…

Pasaron los días y yo me moría de ganas de verla, tomarme un café con ella, y mi relación con mi novia, nunca sabré si fue por eso o porqué, fue cayendo en picado hasta terminar en ruptura. Yo me estaba volviendo loco, no podía dejar de pensar en ella y bueno, realmente sé que la cosa estaba mal desde hacía tiempo, quizá fue el “empujón” que necesitaba para dejar aquella relación que no llevaba a ninguna parte.

Sé que fue el destino el que quiso que nos volviésemos a encontrar, esta vez, en un bar del barrio. Me contó que se había quedado sin trabajo en la ciudad donde vivía y había decidido volver a la nuestra a buscar algo. Estuvimos hablando durante horas, y horas, recordando cómo jugábamos de pequeño, las aventuras que pasamos y lo bien que nos lo pasábamos entonces, fue divertidísimo. Y yo.. yo ya estaba totalmente enamorado de ella, seguía siendo aquella niña con la que jugaba, la conocía tan bien… era como si nunca nos hubiésemos separado.

Después de varios cafés y alguna cena llena de intenciones nuestras vidas se unieron para siempre y ahora me siento el hombre más feliz del mundo teniendo al lado a la mujer más maravillosa.

Te amo, Rosa.

20 Comentarios

  • es exactamente lo que me ocurre a mi me a emocionado puesto que no sabia que sentia en este momento aunque solo tengo 13 y el 15 solo feliz junto a el ,gracias.

    • Es una historia muy linda. Que pienso que una persona que no cree en el amor no la creería. Pero como yo sí creo en el amor. Creo la historia.

  • estas con la persona q quieres avese piensas que es simplemente algo pasajero ppero en verdad quiees estar con el corre y dali con to lo amas no lo pierdas pensando q es un amor no relacionado jamas piensaes eso se feliz cre en ti yy en tu amor corre por el y dileq lo amas amalo mas q anadie y demuestale al mundo q todops podemos estar con quien amamos amala mas que a njadie
    AMALO{A}

  • Tengo 18 años y me gusta excribir sabes me identifico mucho con tu historia, me ocurrio algo similar y pues se lo que sientes… un hombre enamorado es el mejor hombre eso lo decia mi abuela… y la verdad desde que mi ahora novia regreso a mi vida, he sido una persona completamente distinta, gracias por compartir algo como esto quizas algun dia yo publique una historia y espero les guste jeje

  • ami nose que me pasa yo quiero mucho a un amigo..!! nose si lo quiero como amigo o lo amo
    creo k lo amo..!!
    años atras pareciera k nos querianos xk nos agarrabanos las manos y nos mirabamos,me imvitaba a su casa ,ibamos al cine solos pero nunca pasaba nada ..!!

    nose lo que siente el x mi.. y si le dijo lo que siento
    asia el …!!! no lo se.!!

  • oooooooooooooooooooo!!!!!……… k hermosa historia espero k nunka se termine gg…esa relacion tan linda y a al ves hermosa suerte …con su relacion … 😉

  • hay que linda historia!!!!!! …. yo tengo 14, me gusta mi mejor amigo pero vive lejos muy lejos yo vivo en Argentina y el en Alemania, mi mama me contó hace poco que con su mama notaban que ambos nos gustábamos 🙂 pero el problema es que fue hace 2 años y nose si sigue sintiendo eso por mi, yo lo sigo sintiendo por el , a veces charlamos por chat pero no se lo que siente por mi
    no le digo lo que siento porque tengo miedo de arruinar nuestra amistad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.